Las universidades revisarán sus calendarios si se incluye el bachiller

Los alumnos de la selectividad de septiembre se incorporan con semanas de retraso

Calendario académico universitario para el curso 2016/2017 Calendario académico universitario para el curso 2016/2017

Redacción / La Voz

El calendario académico de las universidades parece que no convence a nadie. Ni a los docentes, ni al personal de administración ni a los estudiantes. Un problema de fechas que se ha agravado con el calendario adaptado a Bolonia. Las universidades, después de la petición del conselleiro de un calendario de exámenes más racional, están dispuestas a estudiarlo. Y también a armonizar las fechas de las tres universidades. Pero no pueden hacerlo solas, porque para racionalizar sus temporadas de exámenes -especialmente los del primer cuatrimestre, que están coincidiendo con la vuelta de las vacaciones de Navidad- necesitan tener en cuenta también las fechas de la secundaria. Por eso, piden que en el debate se siente también la Consellería de Educación, para acompasar ambos calendarios.

El principal escollo que obliga a las universidades a tener calendarios con exámenes justo después de las vacaciones navideñas es, precisamente, las fechas en las que se celebra la prueba de acceso a la universidad, especialmente la convocatoria de septiembre. «É unha reivindicación desde hai anos que se adapte ao calendario universitario porque os alumnos que entran en setembro incorpóranse co curso comezado», explican desde la Universidade da Coruña. El vicerrector de Comunicación, Xosé Pereira, aclara que para que el período de exámenes se produzca antes de Navidad el curso debería comenzar el día 1 de septiembre, pero entonces los alumnos de la selectividad de septiembre se incorporarían un mes tarde y hasta dos, porque en las carreras con plazas vacantes la incorporación de un alumno puede retrasarse hasta noviembre.

Lo que parece complicado, según advierten desde la Universidade de Vigo, es poder implantar un nuevo calendario el próximo curso. Las tres universidades han dado el visto bueno a sus respectivas planificaciones para el 2016-2017. Vigo es la universidad más madrugadora: el curso comienza el 1 de septiembre. A Coruña lo retrasa hasta el 5 y la USC no empieza hasta el día 12. Los exámenes del primer cuatrimestre volverán a ser a la vuelta de las vacaciones de Navidad y a partir de mayo se sucederán los períodos de corrección por parte de los docentes: primero los exámenes del segundo cuatrimestre, y después los correspondientes a la segunda oportunidad.

«Xullo antes era un mes máis relaxado, que podiamos dedicar á investigación ou a estadías. Agora é un mes de traballo duro». Quien habla es la directora del colegio de decanos de la USC y decana de la Facultade de Filoloxía, María Xosé López Couso. «Non só son as segundas oportunidades [los exámenes de recuperación de septiembre ahora se realizan justo después de los del segundo cuatrimestre], tamén temos as convocatorias dos traballos de fin de grao e fin de máster». El personal de administración también tiene doble trabajo con las actas. Y en septiembre no mejora. «Mentres está iniciándose o novo curso, aínda estás avaliando os traballos de fin de grao e de fin de máster do curso anterior».

Buscar alternativas

Ella también apuesta por que la selectividad en septiembre se adelante. «O de rapaces incorporándose tarde é algo que sufrimos dende hai moitos anos» aunque reconoce que con la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior «é máis grave». Los nuevos calendarios -que son semejantes en toda España para facilitar la movilidad de los estudiantes, puntualizan desde la UDC- obligan a «buscar alternativas para compensar o que perde» un alumno que se incorpora tras la convocatoria de septiembre. «Pero é algo que non depende das universidades. Mentres non se mova a selectividade todo vai seguir igual».

Piden un adelanto en la evaluación de secundaria para compatibilizarla con las oposiciones

Lo que también es posible que cambie es la fecha en la que se realizará la evaluación de los alumnos de secundaria. Así lo ha solicitado en sindicato ANPE en la última mesa sectorial de educación. La orden que regula el calendario escolar para el presente curso establecía que «as sesións de avaliación final do alumnado da ESO, do primeiro curso de bacharelato, do primeiro curso da formación profesional básica, do primeiro curso dos ciclos formativos de formación profesional no réxime ordinario e dos ciclos formativos no réxime de persoas adultas deberán realizarse a partir do día 22 de xuño de 2016». La única fecha hábil sería el 23 de junio (porque las notas se entregan el día 27) pero ese día comienzan las oposiciones en educación y, según explica Julio Díaz, del sindicato ANPE, «hai centros nos que falta ata o 50 % do profesorado. Hai algún centro na Coruña no que falta 18 ou 20 persoas». Por eso, han solicitado que la evaluación se adelante a los días 21 o 22 de este mes para poder realizarla antes de que comiencen los procesos selectivos y entregar las calificaciones el día 27.

Libros de texto

El sindicato ANPE también solicitó en la mesa sectorial un cambio en el calendario para entregar los libros de texto. «Temos outro problema de prazos», explica Julio Díaz. La fecha límite para la devolución en los centros de los libros de texto es el próximo día 22 y para completar las gestiones que lleva aparejado este proceso hasta el 23 de junio. El sindicato también solicitó en la mesa sectorial una ligera modificación en los plazos para evitar problemas de recepción de los libros de texto: «Pedimos que se adiante un ou dous días porque xa non hai clases e que se deixen un días máis para completar as xestións».

«O calendario anterior a Boloña non é o marco ideal, pero tiña máis sentido»

Tampoco los estudiantes están conformes con el actual calendario académico. Iria Figueroa, responsable de la organización estudiantil Erguer, cree que el calendario de exámenes contiene varios errores de base y el primero es diseñarlo en función de los períodos festivos «e non de cuestión pedagóxicas e do rendemento estudantil». Además, «a homoxeneización coa Unión Europea non ten en conta a realidade no ámbito galego, só importa que toda Europa sexa igual». También cargan los estudiantes contra la selectividad de septiembre: «Que o curso comece antes da selectividade é un claro déficit», afirma Figueroa, que cree que el sistema anterior a la entrada en vigor del Plan Bolonia «non era o marco ideal» pero «si é certo que tiña máis sentido».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
3 votos
Comentarios

Las universidades revisarán sus calendarios si se incluye el bachiller