En Marea insiste con el grupo propio, aunque ahora ya reconoce que no depende de ellos

La coalición justifica su ausencia del cartel de Podemos por el hecho de que tiene campaña propia


Santiago / La Voz

En Marea ha iniciado la carrera electoral del 26J y ha empezado por el final, al volver a la carga con su objetivo de tener un grupo propio en el Congreso que defienda los intereses de Galicia. Pero en esta ocasión pretende responsabilizar a los votantes de que esta posibilidad se convierta en realidad. En una presentación de los candidatos que se celebró en la localidad coruñesa de Palmeira (Ribeira), la número uno por Pontevedra, Alexandra Fernández, aseguró que si los ciudadanos son capaces de romper la aritmética de la Mesa del Congreso con sus votos, la fracasada causa de En Marea en la pasada legislatura podría llegar a buen puerto. Esto es, insisten en el objetivo obviando las reiteradas advertencias legales de los letrados de las Cortes, pero al menos admiten que ya no está en sus manos alcanzarlo.

La idea de «galeguidade» de la candidatura estuvo presente en el discurso de todos los electos en los pasados comicios, y fue la número 2 coruñesa, Yolanda Díaz (EU) la que presumió de haber puesto en marcha en Galicia las primeras experiencias de coalición de izquierdas que, en otro ámbito, han derivado en la unión electoral de Izquierda Unida y Podemos.

El cartel de Unidos Podemos

Unidos Podemos, en cambio, sigue evidenciando las dificultades de En Marea para ajustar sus intereses políticos a los de sus socios de Madrid. La coalición ha presentado un cartel electoral que ha dejado a un lado a los candidatos gallegos en una imagen en la que sí aparecen Pablo Iglesias, Alberto Garzón, Carolina Bescansa o referentes de las agrupaciones electorales de Valencia y Cataluña como Mónica Oltra y Ada Colau. «Isto demostra que non somos un anexo, que somos un suxeito político propio e, por tanto, tamén temos a nosa campaña, con cartelería e lemas propios nos que tampouco vai aparecer Iglesias», aseguran desde la formación, desde la que sin embargo sí están ajustando agendas para integrar los actos públicos previstos en los próximos días con Garzón o Bescansa, entre otros.

Por otra parte, la número 1 por Pontevedra, Alexandra Fernández, volvió a justificar la indemnización de 8.345 euros cobrada ya por 181 senadores por dos meses en los que no trabajarán y que es similar a la que tienen pendiente de percibir los exparlamentarios que no están en la Diputación Permanente del Congreso. Fernández hizo una «crítica» a la cantidad, pero entendió el espíritu del acuerdo de la Cámara y el hecho de que cobren toda la indemnización. La mitad acabará en las arcas de Podemos.

Pablo Iglesias no tiene previsto hacer campaña en Galicia, aunque sí lo hará en las otras dos comunidades históricas: Cataluña y el País Vasco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

En Marea insiste con el grupo propio, aunque ahora ya reconoce que no depende de ellos