Votos enviados por el consulado de Fráncfort no llegaron el 20D

La Junta Electoral insta a que se depuren responsabilidades «ante la grave afectación que supone el derecho fundamental al voto de los ciudadanos afectados»

.

vigo / la voz

La apertura del plazo para solicitar el voto rogado para poder participar en las elecciones generales de junio ha reactivado las críticas al sistema electoral en el que se ven inmersos los electores en el extranjero y junto a ellas han aflorado nuevos casos de supuestas irregularidades y retrasos en el envío de sufragios por parte de oficinas de representación diplomática.

La demora registrada en la embajada de Helsinki en el envío de los votos -que ha motivado la apertura de expedientes disciplinarios por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores en la delegación en la capital finlandesa- no es una excepción.

Pese a la imposibilidad de que cada elector en el exterior pueda seguir la trazabilidad de su voto y comprobar que realmente ha sido contabilizado, las juntas electorales han detectado un retraso similar al de Helsinki en el consulado de Fráncfort en las últimas elecciones generales. El voto de al menos siete emigrantes de una misma provincia no llegó a contabilizarse pese a haber sido remitidos a la oficina consular en tiempo y forma.

La denuncia interpuesta por un emigrante que finalmente viajó a su ciudad de origen y estuvo presente en el escrutinio electoral ha servido para que la Junta Electoral certifique que de dicho consulado no llegó a la demarcación del demandante ningún voto en plazo, y sin embargo sí lo hicieron de las otras cinco oficinas de representación de España en Alemania.

Una semana tarde

El denunciante, que reclama no se divulgue su identidad ni su ciudad de origen, señala que en el momento del recuento del voto emigrante, los miembros de la mesa leen los nombres de las personas que han votado a través del canal consular, para que los interventores y demás miembros del colegio electoral los señalen en los listados de los votantes. Al no escuchar su nombre, solicitó una explicación, señalando los funcionarios presentes en el recuento que no se había recibido voto alguno del consulado de Fráncfort. Estos llegaron finalmente una semana después, pero ya no pudieron ser contabilizados.

El acta levantada por la Junta Electoral certifica efectivamente que dicha oficina consular no aportó ningún sufragio en plazo, y sí en cambio desde Hamburgo, Múnich, Dusseldorf, Stuttgart y Berlín, y que tampoco el denunciante figura en los listados que integran los electores en el exterior que no han aportado la documentación necesaria o no están correctamente inscritos.

Además de reclamar al Ministerio de Asuntos Exteriores que investigue este caso, la Junta Electoral «insta a que se depuren las responsabilidades que procedan ante la grave afectación que supone el derecho fundamental al voto de los ciudadanos afectados», indica en el acta levantada. Transcurridos cinco meses de los comicios generales los afectados no han recibido explicación alguna a su exclusión electoral, y el denunciante teme que su caso no sea una situación aislada, aunque la única forma de comprobarlo es estar presente en el escrutinio de los votos del exterior en cada provincia.

Exteriores reiteró ayer su acatamiento a la advertencia emitida por la Junta Electoral sobre el caso de Helsinki, asegurando haber tomado medidas para que no se vuelvan a producir retrasos en el envío de los sufragios desde la embajada en la capital de Finlandia.

Votación
7 votos
Comentarios

Votos enviados por el consulado de Fráncfort no llegaron el 20D