«En el ictus el cambio en los últimos años ha sido espectacular»

El Colegio de Médicos de A Coruña reconoce a este especialista con su medalla de oro y brillantes


Santiago / La Voz

El catedrático de neurología y director del área de neurociencias del área sanitaria de Santiago, José Castillo Sánchez, recibirá la medalla de oro y brillantes del Colegio Oficial de Médicos de A Coruña, que acordó por unanimidad conceder este reconocimiento «a uno de los más insignes especialistas en la historia de la neurología española».

-Mañana presenta en Santiago un proyecto europeo sobre alzhéimer, ¿qué supondrá?

-El objetivo de este proyecto europeo, que coordinamos, es adelantar cinco años el diagnóstico de la enfermedad. Cuando se diagnostica el alzhéimer, aproximadamente el 70 % de las neuronas ya están afectadas, por lo que las posibilidades de tratamiento son escasas, porque solo trabajamos sobre el 30 % restante. Lo que pretende el proyecto es, con técnicas de nanotecnología, adelantar el tratamiento cuando a lo mejor solo estén afectadas el 30 % de las neuronas.

-Otro de sus grandes campos de investigación es el ictus, ¿se ha avanzado mucho?

-En el ictus el cambio que ha habido en los últimos años es espectacular. No hace mucho era una enfermedad intratable, llegaba un paciente, se le cuidaba y se dejaba a su evolución. Después llegó la trombolisis intravenosa, lo que significó un cambio cualitativo y una mejoría para los pacientes, porque el 40 % respondían a este tratamiento; y posteriormente el intervencionismo, que supone un 10 % más de mejora en pacientes que no responden a la trombolisis. Se pasó de no hacer nada a que un 60 % de los enfermos que llegan en hora se puedan beneficiar del tratamiento. Hoy el ictus es una emergencia médica tratable, y hace no mucho era una desgracia.

-Dice el acta del colegio que iba para biólogo y acabó médico.

-Es un acta que me abruma, algo que pasa cuando el panegírico lo hacen amigos. Quería estudiar biología y el único sitio en donde la había era Navarra. Pero eran otras épocas, una situación política muy distinta y yo era, y sigo siendo, una persona inconformista. Me metí en unos cuantos jaleos con resultado catastrófico, mi padre me dijo que tenía que volver a Santiago, y aquí lo más parecido era medicina. Por decisiones del destino y de la política me vi condicionado a pasar de la biología a la medicina, y nunca me he arrepentido.

-¿Cómo se toma un reconocimiento que viene de compañeros?

-Siempre he estado rodeado de gente que ha trabajado mucho, y a veces uno tiene la fortuna de colocarse las medallas de compañeros que trabajan. He tenido demasiados reconocimientos para lo que en realidad he hecho.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

«En el ictus el cambio en los últimos años ha sido espectacular»