El 2015 fue el quinto año con menos monte quemado en lo que va de siglo

Los incendios arrasaron 11.802,16 hectáreas en Galicia, mientras la media desde el año 2000 se sitúa en 29.599,3 hectáreas afectadas


Santiago / La Voz

Los incendios forestales arrasaron 11.802,16 hectáreas en Galicia el año pasado. El dato aportado por el Ministerio de Agricultura en su informe anual supone que el 2015 fue el quinto mejor registro en lo que va de siglo, y también desde 1989, en cuanto a superficie forestal quemada. No en vano, la media desde el año 2000 se sitúa en 29.599,3 hectáreas afectadas, casi el triple que el ejercicio anterior.

Tan solo hubo menos superficie quemada que en el 2015 en años de escasa incidencia como 2009 (10.119 hectáreas), 2007 (7.051), 2008 (6.335) y el 2014, que fue atípico porque llovió mucho en verano y tan solo ardieron 2.002 hectáreas, el mejor año de la historia.

De esas 11.802,16 hectáreas que ardieron en el 2015, la mayoría fueron de monte raso, 7.311,48 -el 61,9 %-, frente a las 4.490,68 de superficie arbolada, lo que supone un 38,1 %.

Por provincias, Ourense fue la que concentró la mayor parte del monte quemado, ya que ardieron 7.272,92 hectáreas -el 61,6 %- por las 1.977,97 de A Coruña, el 16,8 %, las 1.327,51 de Lugo -el 11,2 %- y las 1.223,76 hectáreas de Pontevedra, que representan el 10,4 % del total.

En el conjunto del Estado, Galicia supuso el 12,5 % del terreno afectado por incendios forestales, ya que en toda España ardieron 94.115,15 hectáreas. Peores datos que la comunidad tuvieron Asturias, con 16.936,05 hectáreas quemadas; Cantabria (8.141,46), Andalucía (8.135,88) y Castilla y León, con 7.561,12 hectáreas de monte arrasadas por el fuego.

Por número de fuegos, el 2015 cerró como el tercer mejor año desde 1989, ya que tan solo se registraron 2.822 episodios, un registro que solo fue mejor en el 2014, con 1.232, y en el 2008, con 2.546. Además, la mayor parte de incidentes no alcanzaron la categoría de incendios, dado que no superaron una hectárea de terreno afectado. En esta categoría, la de conato, se quedaron 2.142 alertas, el 75,9 % del total. Incendios, con más de una hectárea quemada, tan solo hubo 740, el 24,1 %.

El incendio forestal más grave sufrido en Galicia el año pasado fue el de Cualedro (Ourense), que se inició el 30 de agosto y en el que ardieron 1.478,24 hectáreas, lo que supone el 12,5 % de toda la superficie afectada el año pasado en la comunidad. Este fue el único gran incendio que hubo en los montes gallegos, ya que esta categoría está reservada a aquellos fuegos que afectan a 500 o más hectáreas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El 2015 fue el quinto año con menos monte quemado en lo que va de siglo