El Sergas jubiló a 159 médicos de 65 años en el 2015, un tercio más que en el 2014

Los colegios profesionales recomiendan que se sigan solicitando las prórrogas

Jubilaciones de médicos Jubilaciones de médicos

Santiago / La Voz

En el año 2013 el Sergas comenzó a jubilar de forma automática a todos los médicos que cumplían los 65 años. Hasta entonces casi todas las prórrogas que se solicitaban para permanecer en activo hasta los 70 se concedían, algo que cambió drásticamente con el nuevo plan de recursos humanos de la Consellería de Sanidade. A lo largo del 2015, el Sergas jubiló a 159 médicos de 65 años, un tercio más que en el 2014, cuando fueron 120.

Los datos, facilitados por los propios colegios médicos al no ofrecerlos la consellería, varían mucho en función de la provincia. En Pontevedra, por ejemplo, en todo el 2015 un total de 31 facultativos dejaron la sanidad pública por cumplir 65 años, y en menos de tres meses del 2016 ya son 22 los galenos retirados. El año crítico, no obstante, será el 2017, ya que si no se modifican las condiciones de jubilación el número de médicos que llegan a los 65 será de 250.

Los colegios oficiales de médicos llevan tiempo demandando a la Administración sanitaria que no jubile a los profesionales de forma automática, dejando proyectos clínicos y de investigación a medio camino. El presidente del colegio en la provincia de Ourense, José Luis Jiménez, asegura que ahora mismo solo hay cuatro excepciones: los eméritos -un número muy pequeño de facultativos vinculados a un proyecto docente-; los médicos asociados a la universidad, ya que pueden permanecer hasta los 70, y los que pertenecen a dos especialidades médicas, urología y pediatría de atención primaria, en donde se están dando prórrogas debido a las necesidades del servicio.

Otro problema que detectan los colegios médicos es que ahora los facultativos cuando cumplen los 65 años ni siquiera solicitan esta prórroga, porque dan por hecho que no se les va a conceder. «Antes siempre se pedían, pero como se denegaban todas ahora ya ni eso. Desde el Consello Galego de Colexios Médicos recomendamos que se soliciten, lo que no aconsejamos es la reclamación por la vía judicial», explica Jiménez. Y es que la asesoría jurídica de estas entidades colegiales ve pocas posibilidades de éxito en las reclamaciones judiciales por cómo la Xunta elaboró la norma que regula estos retiros, al contrario de lo que ha ocurrido en comunidades como Valencia o Castilla-La Mancha. En esta última el Supremo anuló las jubilaciones forzosas de médicos hechas a partir del 2012, mientras que en Valencia en los últimos meses los juzgados también han dado la razón a los médicos.

En diciembre, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, se mostró dispuesto a flexibilizar esta medida, aunque lo englobó en un contexto estatal, para que no haya diferencias en lo que se refiere a las jubilaciones en todo el Sistema Nacional de Salud. Desde los colegios sí perciben que a medio plazo la Administración se replanteará estas jubilaciones forzosas, «ya que es una demanda que planteamos de forma permanente desde los colegios», explica el representante de los médicos ourensanos.

No renovación de plantillas

La principal crítica a las jubilaciones indiscriminadas es que se retira a médicos con experiencia que están llevando a cabo proyectos importantes, sobre todo si se tiene en cuenta que la formación de los médicos es extremadamente larga. El Sergas aludió, al iniciar este proceso, que había que dejar sitio a los nuevos profesionales, algo que no comparten desde algunos colegios, «se hizo un ERE encubierto, no se ha cubierto el 100 % de las plazas, ni el 50 %, ni el 25 % me atrevería a decir», explica Jiménez.

Sanidade asegura que los retiros dependen de las necesidades asistenciales

El Sergas sigue sin aclarar oficialmente si se va a dar marcha atrás a las jubilaciones forzosas de los médicos a los 65 años, e insiste en que las prórrogas seguirán dependiendo de cada especialidad o área sanitaria. Sobre la posibilidad de retomar las prórrogas que hace años casi se autorizaban de forma automática, sostienen que «no hay ninguna novedad para revisarlo».

Castilla la Mancha rectificó

En lo que ha insistido siempre el conselleiro de Sanidade, Vázquez Almuíña, es en que las decisiones deben tomarse de forma coordinada a nivel estatal. Sin embargo, hay comunidades, como Castilla-La Mancha, que han hecho todo lo contrario. El Tribunal Supremo dio la razón a los sindicatos médicos que recurrieron el plan de recursos humanos de esta comunidad, y en la que se recogía la jubilación forzosa a los 65 años para los facultativos de la sanidad pública. Aunque el gobierno de Cospedal había recurrido en casación esta decisión, en septiembre el nuevo ejecutivo socialista decidió retirar el recurso y permitir que los médicos se mantengan en activo más allá de los 65 años.

En el caso de Galicia, los colegios médicos consideran que el plan de recursos humanos del Sergas no da pie a que prospere un recurso se ese tipo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Sergas jubiló a 159 médicos de 65 años en el 2015, un tercio más que en el 2014