El sector turístico calcula que la Semana Santa cerrará con un 75 % de ocupación

Si bien el sol fue protagonista hasta el jueves, a partir del viernes lo serán las nubes, que traerán algunos chubascos. El sábado se generalizarán las lluvias


Redacción / La Voz

Las vacaciones y el buen tiempo de los últimos días se han combinado para que las calles gallegas se llenen de turistas. Tanto es así que, según las prospecciones elaboradas por el Clúster Turismo de Galicia entre las asociaciones de hosteleros, se espera que los niveles de ocupación en los establecimientos hoteleros gallegos se sitúen, al cierre de la Semana Santa, entre el 65 o 75 %. Si esto es así, se igualarían las cifras del año pasado, cuando este período vacacional cuajó una ocupación del 75 %. Y se superarían con creces los registros de los tres ejercicios anteriores, cuyos niveles de ocupación oscilaron entre el 55 y el 60 %.

El Camino de Santiago vuelve a mostrar su poderío como foco de atracción de visitantes, y tanto la ruta como su destino final, la ciudad de Santiago, están estos días especialmente concurridos, y los hoteles del casco histórico estaban ya casi llenos para estos días desde principios de semana.

Fuera del fenómeno jacobeo, a punto de iniciarse el último fin de semana de la Semana Santa las mejores expectativas se sitúan en las provincias de Ourense y A Coruña, según fuentes de la Axencia de Turismo de Galicia. Los grados de ocupación que se prevén en ellas son del 76 y del 75 % respectivamente. Ourense roza el lleno, y en los catamaranes de la Ribeira Sacra, que recorren los cañones del Sil, apenas quedaban plazas libres para estos días.

Curiosamente, en Pontevedra, provincia muy volcada hacia el turismo, se aguarda que las reservas estén entre el 65 y el 75 %, muy pendientes de cómo se comporte el tiempo en los próximos días. Y, además, con grandes diferencias entre localidades, pues mientras en Sanxenxo se espera que se ocupen el 72 % de las plazas hoteleras, en Vigo la previsión es que no se supere el 50 %, y en Baiona que esté entre el 40 y el 45 %. La ocupación en otro municipio eminentemente turístico como O Grove estaba a principios de semana en el 50 %, y sus empresarios confiaban en que aumentase para los festivos.

Igual que en Pontevedra, también hay contrastes en la provincia de Lugo, entre el alto grado previsto en la capital de la provincia, llena de turistas estos días y donde podría cerrarse la semana con una ocupación de entre el 75 y el 80 %, y la Mariña lucense, donde la expectativa es que no se supere el 60 %. En el ámbito del turismo rural, la previsión es que se cubra el 65 % de las plazas hoteleras.

Los hosteleros confían en que la lluvia prevista para los próximos días no disuada a los turistas que todavía no han llegado y que se cumplan la buenas expectativas. Si es así se daría continuidad a unos dos primeros meses del año que se cerraron, según el balance de la Xunta, con un incremento en la cifra de visitantes. En febrero se alojaron en los establecimientos hoteleros gallegos 172.000 personas, un 11,8 % más que los que se habían registrado un año antes. Ese buen comportamiento permitió que el mes de febrero concluyese con los niveles más elevados de viajeros y pernoctaciones en los últimos siete años.

Si se amplía el análisis a lo ocurrido en los dos primeros meses del año, el comportamiento también es positivo. Durante ese período visitaron Galicia 320.000 personas, un 10,7 % más de las que lo habían hecho en el 2015. El mercado nacional creció un 21 %, mientras que el turismo internacional incrementó sus pernoctaciones en un 4 %.

Inversión en el Camino

Precisamente en relación con el sector turístico, en concreto con el Camino de Santiago, la Xunta y los alcaldes de los concellos gallegos que atraviesa el Camino francés firmaron un convenio encaminado a garantizar el mantenimiento de esa ruta. Para ello se han reservado 363.350 euros que los ayuntamientos destinarán a actuaciones de mantenimiento y conservación de la ruta, así como a la atención al peregrino y a la información sobre el itinerario.

Los permisos para visitar la playa de As Catedrais, casi agotados

Otro foco importante de atracción de visitantes sigue siendo la playa de As Catedrais, en Ribadeo. El jueves estaban casi agotadas las autorizaciones gratuitas que podían obtenerse vía web para acceder durante el viernes al arenal de A Mariña. Desde el día 19 se controla el acceso al monumento natural, al que solo pueden acceder 4.812 personas cada día. Para el período de Semana Santa se reparten un máximo de 48.000 autorizaciones. La mayor parte de ellas se distribuyen gratuitamente a través de Internet, y el resto las gestionan la mancomunidad de A Mariña, el Clúster de Turismo de Galicia, los hoteles y los taxis de Ribadeo. El sistema registró durante los meses de julio, agosto y septiembre pasado, ya con visitas restringidas, 240.000 entradas.

Las lluvias comienzan el viernes y se generalizan el sábado por la tarde

Si el sol fue protagonista hasta el jueves, a partir del viernes lo serán las nubes. Un frente poco activo llegará el viernes a Galicia y dejará ya algunos chubascos, aunque de poca intensidad y localizados sobre todo en el oeste de la comunidad.

Para el sábado se espera la influencia de una profunda borrasca, que por la mañana dejará pocas lluvias, pero que por la tarde y por la noche propiciará chubascos en todo el territorio gallego. Aunque por el día las temperaturas serán agradables, descenderán hacia la noche, tras el paso del frente, de manera que podría nevar en la alta montaña, por encima de los 1.100 metros.

El domingo los cielos estarán parcialmente cubiertos, con lluvias intermitentes, más frecuentes en el sur y en el oeste de la comunidad. Ese día los vientos pueden ser intensos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El sector turístico calcula que la Semana Santa cerrará con un 75 % de ocupación