Un centenar de concellos, cinco mancomunidades y la Diputación de Lugo incumplen la ley que fija el pago de las facturas en 30 días

Entre las siete principales ciudades gallegas, la única que rebasó ese plazo en diciembre fue A Coruña, que abonó a las empresas con las que contraten 41 días

Deudas con los proveedores Deudas con los proveedores

santiago / la voz

El censo de entidades locales gallegas que incumplen el plazo legal para el pago a los proveedores se disparó en diciembre pasado hasta superar el centenar. El informe que Hacienda actualizó ayer revela que 102 ayuntamientos, cinco mancomunidades de municipios y la Diputación de Lugo cerraron el 2015 con una demora media en la liquidación de sus facturas por encima de los 30 días que determina la norma sobre morosidad. De esos 102 concellos, 24 tardaron más de 100 días de media en realizar sus pagos.

Entre las siete principales ciudades gallegas, la única que rebasó ese plazo en diciembre fue A Coruña, que abonó a las empresas con las que contraten 41 días. En el polo opuesto, Vigo sigue mostrando el mejor comportamiento, al pagar a sus suministradores con una media de 16 días antes de que el ministerio empiece a computar los 30 legales. También el Concello de Pontevedra liquida a sus proveedores antes de que arranque el cómputo. En su caso, lo hace con tres días de antelación. Ourense paga en 13 días, Santiago en 24, Ferrol en 28, y Lugo, en 29 días.

El Concello de A Coruña matizó ayer el dato de diciembre. Para ello, anticipó el indicador de enero de este año, que aparecerá en el informe de Hacienda del mes que viene. La concejala herculina de Facenda, Eugenia Vieito, aseguró que el Ayuntamiento cerró enero con una demora media de 24,64 días, dentro por tanto del límite legal.

Más de 160 millones de debe

Las siete ciudades acumulaban en diciembre pasado facturas pendientes por 72 millones, de los que 22,86 correspondían al Concello de A Coruña. Lugo adeudaba 14,3 millones, Vigo, 12,44, y Santiago, 8 millones. Y el resto de ayuntamientos suman unos 96 millones más a ese debe. Aunque el importe exacto es difícil de cuantificar, porque el informe de Hacienda también contempla algún error de bulto. Por ejemplo, al concello lucense de O Saviñao el ministerio le adjudica una deuda con sus proveedores de 103,2 millones, después de abonar facturas por 495,75. Obviamente, estas cifras no pueden responder a la contabilidad real de un municipio de 4.056 habitantes, que de ser así estaría en quiebra.

Entre los 24 ayuntamientos que tardan más de 100 días en pagar a las empresas, varios superan de largo ese plazo. Y los que arrastran demoras mayores son de la provincia de Ourense. Castrelo de Miño liquida a sus proveedores en 234 días de media. Rairiz de Veiga emplea 245. Nogueira de Ramuín lo hace en 251. Los más morosos son A Bola, con 538 días, y Os Blancos, que paga en 669 días.

Las cinco mancomunidades que incumplen son la de Terras do Deza (35 días), la de los Vales de Ulla e Umia (40), la de Conso Frieiras (42), la de Serra do Barbanza (78) y la de O Salnés (104). La Diputación de Lugo paga en 34 días de media.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un centenar de concellos, cinco mancomunidades y la Diputación de Lugo incumplen la ley que fija el pago de las facturas en 30 días