«Se están empezando a ver fenómenos como el adelanto de las floraciones»

María Macho, subdirectora xeral de Meteoroloxía, señala que las series históricas de datos evidencian un ascenso térmico en Galicia «aunque no muy elevado»


REDACCIÓN / LA VOZ

El 2015 pulverizó récords de temperaturas máximas en noviembre y diciembre y en enero de este año se batieron marcas históricas en setenta años -hasta 23,8 grados-. El pasado jueves Santiago anotó una mínima de -1,9 grados, la más baja de todo el año pasado y lo que va del 2016. ¿El tiempo se ha vuelto loco? María Luz Macho Eiras, licenciada en Química, subdirectora xeral de Meteoroloxía e Cambio Climático de la Xunta y directora de MeteoGalicia, deja claro que este tipo de inviernos «de contrastes» son y serán cada vez más frecuentes.

-Los efectos del cambio climático son indudables a nivel global, pero ¿se detectan ya a nivel regional?

-Cuando hablamos de cambio climático, hablamos de series de datos de muchas décadas. En Galicia, las evidencias que tenemos es que se observa un ascenso de la temperatura en los últimos años. No es muy elevado, pero sí ha ido subiendo. Sin embargo, en precipitaciones, realmente no se observa nada significativo. No hay ningún factor que diga que la tónica de precipitaciones haya cambiado en los últimos años. Hay oscilaciones, subidas y bajadas, pero que son semejantes a las que ha habido a lo largo de toda la historia.

-Sin embargo, pasamos de meses de sequía a que en una semana caigan las precipitaciones de un mes.

-Se observan fenómenos extremos o más intensos con mayor frecuencia que en años anteriores. Los episodios de altas temperaturas sí han aumentado, aunque la temperatura media se haya elevado en menor medida.

-El tiempo este invierno está siendo realmente anómalo. ¿Se puede achacar al cambio climático?

-Establecer una causa-efecto es muy complicado. Siempre ha habido variabilidades a lo largo del tiempo. Sí que es verdad, y es un consenso científico reconocido, que probablemente esos cambios sean más rápidos en estos momentos y se observa mayor frecuencia de esos fenómenos atípicos. Y eso sí tiene que ver con el cambio climático.

-Hay que prepararse para años cada vez más cálidos.

-La temperatura global parece que seguirá aumentando. Que vaya a haber períodos de temperaturas más elevadas, parece que sí. De todas formas, lo que estamos intentando conseguir, haciendo modelos regionales, es ver un poco si en Galicia pueden ocurrir este tipo de fenómenos que parece que a nivel global se están poniendo de manifiesto con modelos de predicción.

-¿Cómo se está trabajando desde la Xunta ante los efectos del cambio climático?

-Fundamentalmente vigilando las series de datos que nos permitan detectar cualquier tendencia que tenga que ser puesta de manifiesto. Se hace una revisión permanente de estas variables y un análisis de tendencias. Otra cosa es que a nivel de lo que pueda ocurrir, toda la parte de posibles efectos del cambio climático se basa en predicciones de modelos globales. Estamos intentado llevar estos modelos al nivel regional. Aquello que a nivel global puede dar un tipo de predicción llevado a las condiciones específicas de la geografía gallega puede tener conclusiones ligeramente diferentes.

-No son cambios de un día para otro...

-Evidentemente no. Las series de datos indican que no hay un cambio radical, que de repente sube la temperatura muchísimo. Lo que también hacemos es mantener vigilancia, no solo de variables climáticas, sino también en variables de otros ecosistemas. El cambio climático puede producir variaciones en el clima, pero luego viene la segunda parte, cómo puede afectar ese cambio a los distintos ecosistemas. Lo importante es la repercusión que pueda tener, por ejemplo si hay más lluvias, las inundaciones que se originan...

-El ascenso térmico y la falta de lluvias también perjudica a sectores como el agrario.

-Se están empezando a observar algunos fenómenos como el adelanto de las floraciones. Este año sí ha ocurrido pero es que hemos tenido uno de los diciembres más cálidos de las últimas décadas. Las plantas eso lo notan. Están engañadas con respecto a la situación actual. No quiere decir que el año que viene ocurra lo mismo. No en todos los lugares se modifican de la misma manera. Por eso digo que tener en cuenta la realidad específica de Galicia es muy importante.

-¿Este tipo de episodios extremos complica más hacer predicciones fiables?

-La predicción depende más de lo que ocurra en las horas cercanas. Las más complicadas pueden ser cuando hay fenómenos muy intensos, que compiten el uno con el otro, y que cualquier modificación pequeña en la latitud en que ocurra, puede que cambie el tipo de predicción en Galicia. También hay casos que llaman la atención como por ejemplo este año, estadísticamente, con el fenómeno de El Niño, el otoño debería haber sido lluvioso. Sin embargo, ha sido muy seco, y en los primeros días del año ha llovido un 25 % de lo que llovió todo el 2015. No creo que sea tanto porque lo dificulte sino por los fenómenos concretos que se están produciendo en las 48 horas anteriores a la predicción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Se están empezando a ver fenómenos como el adelanto de las floraciones»