Más de un 70 % de los asalariados creen que no hay ayudas públicas suficientes

Las empresas también suspenden en sus políticas de apoyo a la adaptación de la vida familiar al trabajo, según los consultados

Ayudas para la conciliación Ayudas para la conciliación

redacción / la voz

Quieren fomentar la natalidad, pero no ponen los medios para poder tener hijos. Esa es una de las lecturas que se desprenden de los datos recabados por la encuesta de Sondaxe. Porque un 73,2 % de los trabajadores consultados creen que las subvenciones dirigidas a conciliar la vida laboral con el cuidado de la familia y piensan que la red de guarderías que hay no alcanzan para cubrir la demanda en una comunidad que desde hace más de dos décadas se desvive en la promoción de políticas para tener hijos. Porque aunque la teoría de la Ley de Igualdad está bien, algunos padres trabajadores creen que no lo está tanto a la hora de analizar su lado práctico. De hecho, la propia Xunta anunció esta semana que subvencionará la guardería a todos los pequeños que se hayan quedado fuera de las públicas. La medida está incluída dentro del Plan Estratégico 2015-2020, presentado al Parlamento el pasado miércoles.

Compatibilidad de horarios

Pero hay otro problema del que suelen hablar los afectados: la no adaptación del horario de las guarderías o centros escolares al de los lugares donde trabajan.

Pero los encuestados no solo se quejan de la falta de ayudas públicas en el campo de la conciliación laboral con el cuidado de los hijos. Las empresas tampoco aprueban. Los consultados opinan mayoritariamente que el sector privado tampoco colabora lo que debería en ese terreno. Cuanto más grande es el tamaño del municipio, mayor es el porcentaje de consultados descontentos con las políticas de las compañías al respecto.

Desde la Xunta han lanzado otra medida para arreglarlo. Prometen en el Plan Estratégico dar incentivos a las empresas comprometidas con la conciliación.

Más de la mitad de los consultados critican a Bescansa

Fue un gesto que pretendía reivindicar el derecho a la conciliación, pero parece que no caló tanto como hubiese deseado su protagonista. La diputada de Podemos Carolina Bescansa llevó a su hijo a la apertura de la legislatura en el Congreso convirtiéndose en el objetivo de las cámaras. Para más de la mitad de los encuestados por Sondaxe el gesto no resulta muy popular. Un 27,1 % aseguran que les parece mal, mientras que otra cuarta parte de ellos creen que está muy mal. Frente a ellos hay los que lo analizan justo del modo contrario. Un 24 % lo ven bien o muy bien.

El gasto de los hijos, freno a la natalidad

Las escasas ayudas públicas para la conciliación no son la principal razón que esgrimen los encuestados para no tener descendencia. Solo un 22,7 % dicen que las dificultades para conciliar vida familiar y laboral son la explicación de la caída de la natalidad frente a más del doble (un 46,8 %) que creen que es el gasto económico que representa tener hijos. Resulta curioso que un 27 % de mujeres creen que los problemas para conciliar son la razón que da pie a no tener hijos, mientras que solo un 18 % de los hombres opinan eso mismo. La escasez de ayudas públicas, el nuevo contexto económico y la precariedad laboral son otras de las razones de las que hablan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Más de un 70 % de los asalariados creen que no hay ayudas públicas suficientes