Sigue el temporal de lluvia y viento en Galicia 

Este lunes está decretada la alerta roja en el mar en la costa de A Coruña y amarilla por vientos en A Mariña


Galicia seguirá lo que resta de Entroido con un temporal de lluvia y viento. Para el lunes se esperan cielos nublados con lluvias intermitentes, sobretodo en el oeste. Por la noche entratará una nueva borrasca que traerá chubascos más intensos mientras que las temperaturas subirán levemente y los vientos soplarán fuertes. En el mar está decretada la alerta roja por olas de más de ocho metros en el litoral de A Coruña. 

El marte de Entroido, festivo en muchos concellos de Galicia, la situación tampoco mejora. Seguirá la inestabilidad atmosférica, con cielos nublados y chubascos intermintentes, algunos tormentosos. Siguen los vientos fuertes y la situación en el mar muy complicada, con mar combinada con olas de unos 8 metros entre Bares y Fisterra y de 6 a 8 en el resto del litoral. 

La nota positiva la protagonizó la nieve que dejó un manto blanco en la montaña de Lugo y Ourense. 

El sábado, vientos de 155 km

El temporal de viento que afectó este sábado al litoral de Galicia ha dejado rachas que han superado los 155 kilómetros por hora en zonas de la provincia de A Coruña, aunque han soplado a más de cien kilómetros por hora en toda la comunidad e incluso han levantado la cubierta de un edificio en Pontevedra.

La Xunta ha decretado un nivel de alerta naranja para este fin de semana por fuertes vientos y olas de más de cinco metros de altura, que no obstante no han provocado incidentes graves esta jornada. Y es que el viento no solo ha soplado con fuerza en A Gándara, en Vimianzo (A Coruña), donde alcanzó los 155,6 kilómetros por hora, sino que en esta provincia en Muralla, Lousame, superó los 140 y en Lira los 116, según Meteogalicia.

En Abadín (Lugo), hubo ráfagas de 125 kilómetros por hora y en Cabeza de Manzaneda (Ourense) de 110, mientras que en Pontevedra, A Lanzada registró también los 110 kilómetros por hora y Fornelos de Montes llegó a 104.

En cuanto al oleaje, los barcos permanecieron al abrigo en muchas rías, como la de Vigo, no así alguno de los más fieles seguidores del carnaval, que se atrevió a sumergirse en las aguas pontevedresas disfrazado de tiburón, o de los surferos con más ganas de emoción que se dejaron ver en la playa de Patos, en esta provincia.

Al viento y a las olas se sumaron las intensas lluvias, que en A Coruña dieron un tregua al desfile de carrozas del carnaval, aunque desde el Ayuntamiento se decretó el cierre de parques y jardines para evitar situaciones de peligro. También en las comarcas de Ferrol y Santiago obligaron a suspender las actividades deportivas al aire libre en varios casos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Sigue el temporal de lluvia y viento en Galicia