«Me parecería escandaloso que no se continúe con la prohibición»

Jordi Bruno, directivo del grupo Amphos 21, es una de los mayores expertos en residuos nucleares del país


redacción / la voz

Suele decir Jordi Bruno, profesor de química y uno de los mayores expertos en residuos nucleares del país, que si la electricidad hubiera comenzado a aplicarse con la silla eléctrica, nuestra percepción de esa energía sería totalmente diferente a la que tenemos hoy en día. «Pues eso sucede con la energía nuclear», dice, en referencia al miedo o al respeto que provoca en la opinión pública debido a los usos ilegítimos que tuvo en sus inicios. Esto explica que aún haya que tratar estos asuntos con cierta prudencia.

-Todos los análisis realizados hasta ahora coinciden en que la incidencia de los residuos radiactivos de la fosa atlántica es muy baja.

-Efectivamente, se decidió en su momento que solo se depositarían residuos de baja intensidad. Pero en cualquier caso no es el método correcto para deshacerse de los residuos. No son las prácticas más adecuadas, como se ha demostrado con el tiempo.

-¿Por qué?

-No existe un control sobre las condiciones de aislamiento. El aislamiento lo da el mar y la profundidad, y en principio cualquier escape quedaría diluido. Pero no tienes un control sobre lo que has depositado allí, careces de la certeza de que no se produce una liberación alta.

-¿Por eso se prohibieron?

-Se tuvo claro que, dada la peligrosidad potencial, era un método inviable.

-¿Y por qué con un límite de 25 años?

-Quizás porque entonces no se tenía claro qué iba a suceder con los residuos nucleares. Afortunadamente, ahora tenemos métodos muy fiables, como los sistemas de almacenamiento. Aunque en esto en España aún tenemos una asignatura pendiente.

-¿Se le pasa por la cabeza que dentro de dos años, cuando termina la moratoria, la comunidad internacional decida levantar la prohibición?

-La verdad es que no lo contemplo. Me parecería escandaloso que no se continuara con la prohibición. Hemos progresado tanto en esta materia a nivel europeo que no me lo planteo. El almacenamiento en tierra supone un control total sobre estos residuos.

-¿Y qué le parece la iniciativa alemana para volver a inspeccionar los lugares de vertido?

-Me parece muy acertado, para comprobar cuáles son los efectos reales de decisiones que se tomaron hace tiempo.

-¿A pesar de que su efecto sería casi insignificante comparado con el de los ensayos nucleares o Chernóbil y Fukushima?

-Respecto a lo que me comenta estaríamos hablando de una proporción del 1 %. Pero aún así creo que es necesario. Por mínimo que sea el efecto, si se puede evitar hay que hacerlo. En principio cualquier alteración o escape importante sería detectado por las estaciones del Consejo de Seguridad Nuclear en la costa atlántica española.

-Alemania dice que los bidones estaban pensados para que los residuos se liberaran lentamente.

-No sé. Lo que está claro es que eran de metal y es fácil que la corrosión provoque escapes.

-¿Inspeccionar con robots submarinos sería excesivo?

-Quizás sí. Podría ser suficiente con el análisis de la columna de agua.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Me parecería escandaloso que no se continúe con la prohibición»