La queja de la patronal obliga a rehacer los contratos de aeronaves antiincendios

La Xunta rebaja las exigencias a las empresas, entre ellas que los pilotos hablen gallego

.

santiago / la voz

El recurso que a finales del 2015 presentó la Asociación Española de Compañías Aéreas de Helicópteros y Trabajos Aéreos (AECA) ha obligado a la Consellería de Medio Rural a rehacer los pliegos de condiciones de los contratos de los helicópteros y aviones de la flota que se integrará este año en el dispositivo de lucha contra los incendios forestales.

La queja de la patronal se fundamentaba en que el Gobierno central rebajó notablemente en el 2014 los requisitos para contratar medios aéreos de extinción de fuegos, lo que hizo que la reglamentación de las comunidades autónomas, entre ellas la Xunta, fuese considerablemente más dura que la del Estado.

Cuando el recurso de AECA llegó a Medio Rural, los servicios jurídicos de la consellería optaron por no ir a una confrontación judicial para evitar el riesgo de una derrota en los tribunales que pudiera poner en peligro la contratación de los aviones y helicópteros y que este contratiempo supusiese un retraso que impidiese que los medios estuviesen listos para la campaña antiincendios de este año.

Nuevos pliegos

De este modo, la Xunta ha preferido aceptar el recurso de la patronal de medios aéreos y rehacer los pliegos de condiciones de los contratos por los que, cuando se finalice la tramitación ahora en curso, se encargará a una u otra empresa el despliegue de los helicópteros y aviones. Otras comunidades autónomas han tomado la misma determinación que la gallega.

Entre los requisitos que exigía el Gobierno gallego y que eran menores en la nueva regulación estatal figuraba que los pilotos tuvieran una experiencia total de 1.200 horas de vuelo, de las que 600 tendrían que ser como comandante de aeronave y 300 en campañas de lucha contra el fuego. También que deberían contar con la autorización para la realización de operario de extinción de incendios o contar con licencia de piloto agroforestal.

La Xunta también exigía que los pilotos dominasen el gallego, pero como la norma estatal tan solo habla de que los de nacionalidad extranjera deben poder trabajar perfectamente en castellano también han tenido que renunciar a este requisito.

Las exigencias iniciales de la Consellería de Medio Rural se fundamentaban en un Real Decreto promulgado por el Ministerio de la Presidencia en el 2010, pero la Asociación Española de Compañías Aéreas de Helicópteros y Trabajos Aéreos hizo notar que esta norma había quedado superada por la estipulada en el 2014 por otro Real Decreto del Ministerio de Fomento que reguló las actividades aéreas de lucha contra incendios y búsqueda y salvamento.

Los nuevos contratos aún están en fase de tramitación, pero desde la Consellería de Medio Ambiente dejan claro que en modo alguno el proceso ha sido paralizado y que no habrá ninguna traba para que en la campaña de este año estén listos tanto los helicópteros como los aviones que forman la flota de lucha contra los incendios forestales. La previsión es que puedan estar incluso disponibles en primavera, para anticiparse al más que probable adelanto de la campaña de alto riesgo.

En el 2015 fueron once helicópteros y cinco aviones

Como el proceso de contratación de los medios aéreos para la lucha contra los incendios forestales en Galicia aún no está concluido, aún no es posible conocer la flota con la que contará este año el dispositivo antiincendios. No obstante, el año pasado estuvo integrada por once helicópteros, de los que seis fueron ligeros y cinco medios, y otros cinco aviones. El número de naves será este año similar al anterior.

Votación
4 votos
Comentarios

La queja de la patronal obliga a rehacer los contratos de aeronaves antiincendios