Feijoo desvela que un cura de Samos lo convenció para estudiar Derecho y no Filosofía

Cuando acabó COU, el hoy presidente de la Xunta invirtió parte de sus ahorros en pasar unos días en el monasterio para reflexionar sobre su futuro


santiago / la voz

Un mentor, o lo que es lo mismo una persona que preste una buena orientación, puede resultar decisivo para el éxito futuro de un joven. Así lo defendió ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, ante un grupo de 77 estudiantes que finalizan sus estudios, y 97 mentores (directivos y empresarios), que ayer convocó la Universidade de Santiago en el Hostal dos Reis Católicos para iniciar su primera experiencia, con el objetivo de favorecer su integración en el mercado laboral.

Feijoo relató la suya. No ocurrió al acabar la carrera, sino antes. Al finalizar COU (el curso previo a ingresar en la universidad en sus tiempos de estudiante), él y un colega decidieron invertir parte de sus ahorros en ir unos días al monasterio de Samos para reflexionar sobre su futuro. No tenían claro qué carrera escoger. Feijoo tenía preferencia por Filosofía, y su colega, por Geografía e Historia.

En el monasterio el ambiente era de silencio y recogimiento. Pero aprovecharon uno de los instantes en los que era posible hablar con otras personas que estaban allí, para dialogar «con un cura», que se preparaba para ser canónigo de la catedral de Santiago. Los escuchó, y les aconsejó que optasen por la carrera de Derecho «porque o Dereito abre moitas portas, e ao final o Dereito é sentido común. Estudar cinco anos para mellorar o sentido común normalmente debe ter unha saída profesional. Non sei se esa foi a conversa definitiva, pero desde logo non tiven outras grandes cousas que me levaran a tomar a decisión de estudar Dereito na USC», una Facultad que empezaba a estar masificada, recordó Feijoo.

Aquel religioso era José Fernández Lago, quien coordinó la traducción al gallego de la Biblia. Hace algún tiempo Feijoo se encontró con Lago en Santiago, donde ejerce como canónigo de la catedral. Estaba en ese momento acompañado del actual deán, Segundo Pérez. Feijoo le relató lo importante que había sido para su futuro aquel encuentro en Samos. Fernández Lago, que ahora tiene 72 años, no recordaba aquel encuentro en Samos.

El salto al mundo laboral

El presidente de la Xunta advirtió al alumnado que participa en esta iniciativa de mentores de que ahora es el momento en el que van a «cruzar unha ponte moi difícil entre a zona académica e a laboral. Sempre foi así, non é que agora sexa máis difícil que outras veces». Y enfatizó la circunstancia de que entre quienes tienen título universitario hay tres veces menos desempleo que entre quienes no lo tienen.

También la vicerrectora de Estudantes de la USC, Dolores Álvarez, recordó la ayuda que recibió de sus dos mentores, José Barreiro Pérez y José Carlos de Miguel, que se encontraban en el acto de ayer. Participaron además el conselleiro de Educación, Román Rodríguez; el rector de la Universidade de Santiago, Juan Viaño, y la concejala de Igualdade e Desenvolvemento del Concello de Santiago, Marta Lois.

El presidente relató su experiencia en el monasterio ante 77 estudiantes y 97 mentores

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Feijoo desvela que un cura de Samos lo convenció para estudiar Derecho y no Filosofía