¿Por qué no llegan las ciclogénesis?

Las profundas borrascas dejan temporales en el norte de Europa, mientras Galicia, protegida por el anticiclón desde hace un mes, vive un otoño sin apenas lluvias

El efecto del anticiclón El efecto del anticiclón

REDACCIÓN / LA VOZ

Uwe, la borrasca más profunda de todo el hemisferio norte en los últimos días, formada a partir de un proceso de ciclogénesis explosiva, provocó fuertes inundaciones en el sur de Islandia, Reino Unido y Noruega. Galicia ni se enteró. ¿Por qué? El potente anticiclón de bloqueo situado sobre el país desde hace prácticamente un mes evita que las potentes borrascas del Atlántico afecten a la comunidad, que está a punto de finalizar un otoño inusualmente seco.

¿Es normal este tiempo anticiclónico?

«No es una situación típica en nuestras latitudes», deja claro Francisco Infante, delegado en A Coruña de la Agencia Estatal de Meteorología de A Coruña (Aemet). Las altas presiones han contado con marcadas anomalías positivas de altura geopotencial de hasta 500 hectopascales. Los anticiclones de bloqueo son habituales en la época invernal, pero no con tanta potencia ni tan persistentes, explica Infante. O al menos se alternan con períodos húmedos, lo que hace que el déficit hídrico no sea tan pronunciado. Este mismo año en enero Galicia vivió una situación similar con las altas presiones, en laque hubo registros de récord de presión máxima en varios observatorios de la Agencia Estatal de Meteorología.

¿Galicia habría sufrido los efectos de la ciclogénesis si no estuviese el anticiclón?

Galicia, por su situación geográfica como puerta de entrada de los frentes del Atlántico, sí habría sufrido directa o indirectamente los efectos de Uwe. «Es difícil que nos afectase directamente, pero desde luego frentes asociados sí nos habrían llegado», señala Infante. Aunque en Galicia el tiempo sea seco y las lluvias estén ausentes, no pasa lo mismo en el Reino Unido y norte de Francia: «Las borrascas se están moviendo en latitudes más altas de lo habitual». Se establece, de esta forma, grandes diferencias entre los países del norte, azotados por grandes temporales y por el tiempo frío e inestable, y los situados más al sur, incluida Galicia, con tiempo estable y tranquilo.

¿Hasta cuándo persistirá el anticiclón?

El anticiclón subtropical atlántico, más conocido como el anticiclón de las Azores, permanecerá centrado sobre la península al menos hasta el fin de semana. El domingo y los días posteriores se prevé un cambio de tiempo brusco con la entrada de sucesivos frentes procedentes del Atlántico y con lluvias.

¿Se puede considerar un otoño anómalo?

Septiembre fue un mes frío aunque no demasiado lluvioso; octubre, según los registros de las estaciones meteorológicas, se puede considerar como normal dentro de los promedios gallegos; no obstante, lo ocurrido en noviembre con prácticamente total ausencia de lluvias y altas temperaturas sí es tachado por los expertos de «muy poco frecuente», comenta Francisco Infante. No solo el otoño se ha caracterizado por la escasez de precipitaciones, sino que el verano y la primavera también han tenido un déficit hídrico importante.

¿Tiene que ver con el cambio climático?

Hay estudios que vinculan esta presencia prolongada de las altas presiones con el cambio climático y el calentamiento global del planeta.

¿Por qué las temperaturas máximas son tan altas?

El anticiclón asociado a los vientos de sur ha provocado que las máximas durante el mes de noviembre hayan sido especialmente altas para la época del año, batiéndose récords desde hace décadas. Las mínimas son estos días muy bajas.

El volumen de agua embalsada bajó 16 puntos con respecto al 2014

La presencia prolongada del tiempo anticiclónico está afectando ya al volumen de agua embalsada. En el caso de la red de Galicia-Costa, dependiente de Augas de Galicia, la ocupación bajó 16 puntos porcentuales con respecto a la misma época del año pasado. En concreto, según los datos hechos públicos esta semana por la Xunta, los embalses de Galicia-Costa están al 60,44 %, mientras doce meses atrás se encontraban al 76,65 % de su ocupación.

Son las instalaciones de uso industrial e hidroeléctrico las que acusan una mayor caída por el déficit hídrico, con cerca de 18 puntos porcentuales menos, mientras en las presas de abastecimiento el descenso es de unos diez puntos.

Los embalses con menos ocupación son los de Barrié de la Maza, Fervenza y Vilagarcía, con 29, 30 y 42 % de ocupación, respectivamente. Solo el de Beche está al 100 %.

Las borrascas regresan a partir del domingo y dejarán lluvias durante días

Las altas presiones se mantendrán esta semana sobre Galicia al menos hasta el domingo, cuando se prevé un cambio de tiempo brusco, que traerá de nuevo las lluvias. Antes de eso Galicia disfrutará de tres jornadas de tiempo anticiclónico, con cielos prácticamente despejados y gran oscilación térmica, con sensación de frío por la mañana temprano y de noche, y temperaturas agradables en las horas centrales del día. Podría haber heladas en zonas de interior.

Cambio brusco

El cambio de tiempo con la retirada de las altas presiones está prevista para el domingo, cuando la comunidad quedará expuesta a las borrascas del Atlántico, por lo que aumenta la probabilidad de precipitación, que se mantendrá alta durante buena parte de la próxima semana.

Los vientos serán de componente sur y se producirá un aumento de las temperaturas mínimas, lo que reducirá la oscilación térmica entre el día y la noche. Las máximas seguirán siendo altas para la época del año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

¿Por qué no llegan las ciclogénesis?