Galicia pierde 8.300 habitantes en el primer semestre del 2015

La población gallega se mantiene por ahora por encima de los 2,7 millones. En España, un total de 50.000 personas abandonaron el país entre enero y junio


Redacción / La Voz

Pese a que los nacimientos repuntaron en Galicia durante la primera mitad del año -nacieron 9.726 niños, 143 más que en el primer semestre del año anterior-, la comunidad sigue perdiendo población. Los primeros seis meses se cerraron con 8.365 habitantes menos que los que contabilizaban los registros gallegos al iniciarse este 2015. Entonces, el censo sumaba 2.734.656 vecinos en las cuatro provincias; a 1 de julio eran ya 2.726.291. Fueron 46 menos cada día y, trasladado el dato a porcentajes, es un descenso del 0,31 %, según los datos que ayer hizo públicos el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esa pérdida de población se debe a la diferencia entre nacimientos y muertes -fallecieron 7.130 personas más (15.590) de las que vinieron al mundo-, pero también al éxodo de gallegos hacia otras comunidades o hacia otros países. En concreto, entre enero y finales de junio 4.582 personas que vivían en Galicia se fueron al extranjero, 134 más que las 4.448 que llegaron desde otros países. A otras comunidades autónomas se mudaron 7.248 gallegos, mientras que 6.147 personas llegaron a Galicia desde otras partes de España, 1.101 menos, por tanto, de las que se fueron.

La encuesta desvela también los destinos elegidos por los gallegos que abandonaron la comunidad. Los que emigraron al extranjero se fueron, mayoritariamente, a otros países de la Unión Europea. Fueron, en concreto, 1.718 personas las que se marcharon de España sin dejar la UE. Igual que en la emigración histórica de los bisabuelos gallegos, Sudamérica fue el destino elegido por muchos emigrantes, en concreto por 1.236. Mientras, 615 gallegos se fueron a otros países de Europa que no pertenecen a la UE, 212 emigraron a África, 471 a América del Norte, 174 a Centroamérica, 127 a Asia, y 30 a Oceanía.

Los destinos

Madrid fue el destino prioritario de las personas que dejaron Galicia para trasladarse a otras comunidades: 1.927 se instalaron allí. A Cataluña se fueron 952 personas, a Canarias 798 y a Andalucía, 621. Otras autonomías que también recibieron a muchos gallegos fueron Asturias (408), Castilla y León (524), Baleares (362), la Comunidad Valenciana (457) y País Vasco (343). Además de Ceuta y Melilla, adonde se fueron 6 y 11 gallegos respectivamente, los destinos nacionales que menos atrajeron a quienes dejaron Galicia fueron La Rioja (52), Navarra (73) y Extremadura (76).

Pese a la crisis de los últimos años, Galicia sigue recibiendo inmigrantes. 4.448 personas llegaron desde el extranjero en los seis primeros meses del año. ¿Su origen? De la Unión Europea vinieron 1.408 ciudadanos, una cifra ligeramente inferior a los que llegaron desde Sudamérica, 1.575. Procedentes del resto de ?Europa se instalaron en Galicia 302 nuevos vecinos, 267 de África, 281 de América del Norte, 449 de América central y el Caribe, 146 de Asia, y 19 de Oceanía. El flujo que llega de otras comunidades viene mayoritariamente desde Madrid (1.164), Cataluña (829), Castilla y León (690), Canarias (677), Andalucía (631) y Asturias (469).

La estadística publicada ayer por el INE dibuja también la distribución de la población según su nacionalidad. De los 2.726.291 gallegos que había el 1 de julio, 2.635.886 eran españoles. 39.492 procedían de otros países de la Unión Europea, y 2.232 del resto de Europa. Llegadas del continente africano vivían en Galicia 11.758 personas, y de América 32.069, 2.003 del norte de ese continente, 6.248 de América central y el Caribe, y 23.818 de América del Sur. El número de asiáticos que residen en la comunidad es, según el último registro, de 4.673, mientras que de Oceanía hay 142 personas y otras 39 son apátridas.

Ninguna provincia se libra de la caída poblacional. A Coruña cerró el primer semestre con 1.126.055 habitantes, 2.639 menos de los que tenía en enero, una caída del 0,23 %. Lugo pasó de 338.921 vecinos a 337.241, un descenso de 1.680 personas y el 0,49 %. En Ourense el descenso fue del 0,56 %, con 1.777 censados menos en la provincia en julio con respecto a enero -318.739 y 316.962 respectivamente-. Por último, los primeros seis meses del año se cerraron con 2.270 pontevedreses menos, 948.302 frente a los 946.032 que había al inicio de ese período. Una bajada, en este caso, del 0,23 %.

En España

El primer semestre cerró también con datos negativos en el resto de España, que perdió 26.501 habitantes y que tenía, a 1 de julio, 46.423.064. Solo cinco comunidades ganaron población: Baleares, Madrid, Murcia, Cataluña y Canarias, además de la ciudad autónoma de Melilla. Mientras, los mayores descensos se han producido en Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Galicia. La reducción, con todo, se ha moderado, porque el descenso poblacional fue en el primer semestre de 0,06 %, frente al 0,12 % del mismo período del 2014.

Las cuatro provincias gallegas, entre las ocho con mayor tasa de suicidios

Elaborada también por el INE, la estadística de suicidios en España, referida en este caso al año 2013, sitúa a las cuatro provincias gallegas entre las ocho con mayor porcentaje de suicidios en España. Las cuatro están entre las 12 y las 15 víctimas anuales por cada 100.000 habitantes. De hecho, Lugo se sitúa a la cabeza del ránking de provincias españolas, con 15,17 víctimas por cien mil habitantes.

En cambio, entre los municipios con mayor incidencia se encuentra una localidad coruñesa, As Pontes de García Rodríguez, que ocupa el segundo puesto, con 2,5 por cada 10.000 habitantes, después de Alcalá la Real. En cuatro lugar figura Ordes, que también superó en el 2013 los dos suicidios por diez mil habitantes. Entre los cuarenta concellos con mayor porcentaje de personas que deciden quitarse la vida figuran también A Laracha, Monforte de Lemos, Fene, Sarria y Carballo, que cierra ese listado en el puesto cuarenta. Entre las 40 localidades con menor índice de suicidios solo figura una gallega: Barbadás.

333 en el 2013

En el año 2013 murieron por esta causa 333 personas en Galicia. En España, la tasa de suicidios fue de 8,3 por cada cien mil habitantes, por debajo de la de la Unión Europea, 11,7, y de la mundial, 11,4. En ese año se quitaron la vida en España 3.870 personas. Fueron más del doble de las que murieron por accidentes de tráfico, y más de diez cada día. No es un problema nuevo, pues desde la década de los 90 los suicidios han superado siempre las 3.000 muertes anuales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Galicia pierde 8.300 habitantes en el primer semestre del 2015