El cheque bebé de cien euros al mes recibirá el nombre de Tarxeta Benvida

La Xunta aprueba la medida de fomento de la natalidad, que beneficiará a 17.000 familias


Santiago / La Voz

Solo unas horas antes del arranque oficial de la campaña de las elecciones generales, el Consello de la Xunta le dio ayer el visto bueno a la implantación del cheque bebé, la ayuda de cien euros mensuales que recibirán ocho de cada diez familias gallegas por el nacimiento de un bebé a partir del próximo 1 de enero. El Gobierno autónomo bautizó con el nombre de Tarxeta Benvida una ayuda social con la que prevé llegar a unas 17.000 familias y que supondrá un desembolso anual de unos 9 millones de euros, prácticamente la misma cifra que cuesta el complemento autonómico de las pensiones no contributivas.

La orden de la Tarxeta Benvida no será publicada en el Diario Oficial de Galicia hasta finales de año, pero el conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela, avanzó que podrán acceder a esta prestación las unidades familiares con renta de hasta 45.000 euros de base imponible o de 13.500 euros per cápita.

El acceso a los bonos dependerá, por tanto, del número de miembros de la unidad familiar, aunque el cheque bebé fue diseñado para primar a las familias monoparentales, es decir, los niños criados por un solo progenitor, o las numerosas.

A modo de ejemplo, una mujer que decida tener un hijo podrá acceder durante un año a la ayuda de cien euros mensuales si su renta anual se sitúa por debajo de los 45.000 euros. Si se trata de una pareja que tiene su segundo hijo, el umbral de renta para tener derecho a la ayuda será de 54.000 euros anuales, cifra que se elevaría a un tope de 67.500 euros de renta anual para las familias numerosas, es decir, las parejas que tienen su tercer hijo.

La orden que se publicará a finales de año también delimitará los tiempos de tramitación del cheque bebé. El responsable autonómico de Política Social explicó que, desde el nacimiento del bebé, se habilitará un período de dos meses para la recepción de solicitudes de ayuda, así como un plazo máximo de resolución de tres meses. Eso sí, al margen del tiempo de resolución, el derecho a la ayuda empezará a contar desde el día de nacimiento del niño, con lo que el bono se podrá percibir con los atrasos correspondientes.

«Vamos a volcarnos en que esto funcione», manifestó Rey Varela, en línea con lo expuesto por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, quien reivindicó que el desafío pasa por hacer de Galicia «un bo lugar para nacer e para ser neno» con la implantación de esta nueva ayuda de apoyo a la natalidad, que se suma a otras medidas de conciliación de la vida laboral y familiar, como la ayuda en el hogar para la infancia o la desgravación de los bonos de guardería en función del número de hijos a cargo.

La Tarxeta Benvida que administrará la Consellería de Política Social funcionará como una especie de tarjeta monedero que cada mes se cargará con cien euros y que los beneficiarios podrán canjear por productos básicos para el cuidado del bebé, incluyendo la alimentación. De este modo, la tarjeta se podrá usar en supermercados, pero también en farmacias y parafarmacias, pues también se podrá sufragar con esta ayuda la compra de productos higiénicos, como los pañales y cremas, o incluso los medicamentos infantiles, como las vacunas, analgésicos o antipiréticos, así como los complementos vitamínicos.

Para garantizar el buen funcionamiento de la nueva tarjeta y evitar posibles casos de fraude, Rey Varela dejó claro que las familias estarán obligadas a conservar durante un año los tiques o justificantes de pago. En caso de que los justificantes no se puedan adjuntar, la familia puede ser sancionada o incluso se le puede obligar a devolver la ayuda recibida.

Plan de inundaciones

Por otra parte, el Gobierno gallego también aprobó ayer el primer plan de gestión de riesgo de inundaciones para la demarcación Galicia-Costa, la única que depende exclusivamente de la comunidad. El presidente de la Xunta destacó que este plan, en el que se incorporan medidas de prevención, protección, recuperación y evaluación, movilizará un presupuesto de 67,8 millones de euros, de los que la Xunta aportará el 70 %, mientras que el 30 % restante corresponderá a las demás administraciones afectadas, básicamente las diputaciones y los concellos. El plan en cuestión identifica 207 áreas con riesgo potencial de inundación.

Feijoo sobre Baltar: «O fiscal falou alto e claro e eu non teño máis que engadir»

La dos veces que Feijoo fue interpelado en el Parlamento gallego por el caso Baltar, quien fue denunciado por una mujer por ofrecerle un empleo público a cambio de mantener relaciones sexuales, apeló a la «prudencia» para poder valorar la situación, dejando claro que no se había producido ninguna decisión o acto judicial al respecto. Pues bien, la situación mudó. Después de que la Fiscalía de Ourense decidiera archivar la denuncia por no hallar indicios de delito alguno, el presidente de la Xunta hizo ayer su propia lectura del caso con estas palabras: «O fiscal falou alto e claro e eu non teño máis que engadir».

El también líder del PPdeG pronunció estas palabras en la rueda de prensa ofrecida tras la reunión de su Gobierno, donde remarcó que «se o fiscal que coñece o caso e que tomou declaración á denunciante acaba de arquivar a denuncia, entón non vou a engadir ningún comentario, porque me parece que é unha decisión que fala por si soa». Y es que Feijoo insistió en anclarse en la machacona expresión del respeto a las decisiones judiciales, tanto cuando son favorables como cuando no lo son, porque entiende que es lo que toca por «coherencia».

Respetar y acatar

El jefe del Ejecutivo no obvió que cada cual puede tener «a súa propia valoración» sobre el caso que afecta a Baltar, que fue denunciado por acoso sexual y violencia de género ante el juzgado por la misma mujer, la víspera en que la Fiscalía comunicó el archivo de la denuncia. No obstante, dejó entrever que no tomará ninguna decisión contra José Manuel Baltar, al menos de momento, pues señaló que tanto «dende o punto de vista xudicial e social» se trata de una decisión «que está tomada», y que solo cabe respetar y acatar.

También se refirieron ayer al caso Baltar los populares ourensanos, al difundir un comunicado en el que aseguran que cargos electos de PSOE y BNG en la provincia mostraron sus disculpas al presidente de la Diputación provincial, informa Rubén Nóvoa. Estos cargos -no precisan nombres- se están desmarcando, según el PP, de la «liña tendenciosa que hai semanas veñen mantendo os seus partidos». No obstante, Ignacio Gómez, portavoz del PSOE en la Diputación, insta a Baltar a que dé nombres de esos cargos socialistas, porque si no «é xogar de farol».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

El cheque bebé de cien euros al mes recibirá el nombre de Tarxeta Benvida