La Justicia prepara su salto a la nube

La falta de medios adecuados pone en cuestión el proceso de digitalización que deberá estar en marcha el 1 de enero. En los juzgados no lo ven claro


REDACCIÓN / LA VOZ

Desde hace algunos meses, varios juzgados gallegos experimentan con el proceso de digitalización que será de aplicación generalizada el próximo 1 de enero y que debería desembocar, según el propio ministro Rafael Catalá, en una administración con papel cero. Entre otras cosas, estos juzgados reciben telemáticamente la documentación de abogados y procuradores, que ya no deben personarse con sus legajos para ser registrados. El proceso ya entra en el sistema judicial sin haber generado ni un solo folio. Y así debería evolucionar, pero la realidad es que esos documentos registrados telemáticamente son lanzados de forma invariable a la impresora que, en esos juzgados, trabaja más que nunca desde que comenzaron a ensayar con el nuevo formato.

«La idea es buena y, con el tiempo, funcionará. Pero hoy en día no hay medios para sacarla adelante», opina una funcionaria experimentada en un juzgado gallego. El mismo punto de vista lo comparten, hoy por hoy, prácticamente todos los actores del proceso judicial que con mayor o menor entusiasmo, asumen el reto de librarse del papel.

Firma digital

De momento, los colegios de abogados de toda Galicia están procurando a sus asociados de la firma electrónica que les será imprescindible para operar con la Administración de Justicia a través de la plataforma Lexnet: «Aquí llevamos algo más de la mitad», explicaba a finales de esta semana una responsable del Colegio de Lugo, donde algo más de seiscientos letrados deben acceder a la firma digital.

Otros colegios de Galicia llevan un ritmo similar, aunque la brecha no es territorial sino generacional: «La gente joven está contenta, aunque a los de una cierta edad les cuesta más entrar en el proceso», admitían en uno de estos colegios. Aquellos profesionales menos duchos en el uso de la informática, prefieren moverse con papeles. Lo mismo ocurre con jueces, funcionarios y procuradores. En este último caso, el proceso está algo más adelantado ya que el propio colegio coruñés participó en un programa piloto. Con todo, la mayor parte de los actores del proceso judicial se enfrentarán el día 1 de enero a cambios sustanciales por primera vez.

Algunos cambios

Papel cero

Expediente electrónico. Abogados y procuradores registran telemáticamente. El expediente se hace digital.

Avisar por SMS

Mayor cercanía. Aún es un proyecto piloto, pero se pretende comunicar los eventos procesales por SMS.

Sede virtual

Seguir el expediente. El usuario podrá conocer en todo momento el estado de los asuntos que le afecten.

Registro digital

Nacimientos y defunciones. Podrán notificarse desde el hospital. En Galicia solo funciona de momento en Pontevedra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La Justicia prepara su salto a la nube