Los padres del niño de Boiro fallecido por meningitis piden la vacuna en el calendario

El Sergas aún no tiene confirmación final de que muriese de meningitis B


Ribeira / la voz

Elena Vilasoa y David Fernández, madre y padre del pequeño de un año que falleció este domingo por un posible caso de meningitis B, defienden que el caso pudo haberse evitado. No entienden el motivo que impide que la vacuna contra el meningococo B no esté en el calendario médico convencional. «¿Cantos teñen que morrer para que inclúan a vacina no seguro?», se pregunta la pareja vecina de Boiro.

La madre defiende que es necesario que se incluya con la mayor brevedad posible: «Ninguén me vai devolver ao meu fillo, pero non quero que un caso de este tipo se volva repetir».

Uno de cada 100.000

La facilidad de confundir la meningitis B con una gripe común convierte en temible a una enfermedad que, según informaron desde el Sergas, afecta a una de cada 100.000 personas, y cuya letalidad se encuentra entre el 10 y el 15% de los afectados.

Durante la mañana de ayer, el matrimonio acudió al Hospital Clínico de Santiago, centro en el que falleció su pequeño, para recibir noticias sobre el fatídico suceso. Allí se les entregó un informe médico. El diagnóstico sentencia que la causa de la defunción fue una sepsis bacteriana, infección que afecta a la sangre y se expande por todo el cuerpo. Sin embargo, en el documento todavía no se especifica el tipo de bacteria que precipitó el suceso.

Según les comunicaron los especialistas, todavía hay que esperar para conocer la causa exacta de la sepsis. Todo parece indicar, tal y como presuponen expertos en la materia y miembros de Sanidade, que fue el meningococo B, bacteria asociada a la meningitis B.

Las sospechas nacen de la velocidad con la que evolucionó la dolencia. Además, según informó la propia madre, el pequeño se había vacunado hace unos meses del meningococo C, lo que hace más probable la tesis planteada en un primer momento.

La demanda se dispara y el laboratorio que la distribuye no puede atenderla

Los farmacéuticos gallegos aseguran que desde la tarde del lunes, especialmente durante el día de ayer, la demanda de la vacuna contra el meningococo B (bacteria causante de la meningitis B) se ha disparado. El fallecimiento de un niño boirense de un año de edad por un posible caso de esta dolencia ha avivado una potente alarma social, que ha precipitado que cientos de padres acudiesen a las boticas en busca de la medicina. Sin embargo, según apuntan los propios profesionales, el laboratorio que suministra el medicamento les ha reconocido que no tiene capacidad para atender toda la demanda que se ha creado durante las últimas horas y que el suministro no se normalizará, como mínimo, hasta dentro de varias semanas.

Suministro muy bajo

Desde las farmacias gallegas aseguran que reciben el medicamento a cuentagotas. Ayer, las boticas de Barbanza, zona en la que apareció el fatídico caso, han visto como el número de demandantes aumentaba exponencialmente. En farmacias de Ribeira el número de reservas ha pasado de rondar las 50 personas para aproximarse al centenar, al igual que en algún establecimiento de Boiro, que también ha rozado la centena.

Los pocos envíos de las últimas dos semanas les hacen pensar que el suministro no se normalizará, como mínimo, hasta dentro de un mes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos
Comentarios

Los padres del niño de Boiro fallecido por meningitis piden la vacuna en el calendario