El documental de las víctimas del Alvia apunta a varias negligencias como causa del accidente

Efe VALLADOLID

GALICIA

NACHO GALLEGO | Efe

«Frankestein 04155» incide en la falta de instalación del sistema de control continuo de velocidad y frenado automático (ERTMS)

27 oct 2015 . Actualizado a las 19:19 h.

El documental Frankestein 04155 promovido por la Plataforma de víctimas del Alvia, que compite este martes en la sección DOC España del Festival Seminci de Valladolid, apunta a la consecución de diversas negligencias -y no solo el exceso de velocidad- como causas del accidente del Alvia 04155 en el que fallecieron 82 personas en el 2013.

Dirigido por Aitor Rei, esta película recoge diferentes testimonios, tanto de los supervivientes del accidente de tren ocurrido en la localidad de Angrois, cerca de Santiago de Compostela, como de expertos en infraestructuras ferroviarias.

Entre dichos testimonios destacan los del ingeniero técnico de Obras Públicas, Xosé Carlos Fernández, quien critica que el ministro de Fomento cuando se inauguró la línea de Alta Velocidad Ourense-Santiago-A Coruña, José Blanco, anunciase dicha inauguración sin saber si se cumplían los requisitos necesarios.

Según el secretario general del sindicato ferroviario SF Intersindical, Rafael Escudero, «las presiones políticas impidieron que se cumplieran todos los requerimientos técnicos y se reinventaron una isla entre Ourense y Santiago, la 082, que es donde se produjo el terrible accidente».

Una opinión que comparte el que fuera directivo de Renfe entre 1987 y 1997, José Enrique Villarino, para el que «ni las infraestructuras, ni el radio de vía, ni las prestaciones cumplían con los requisitos, pero a Galicia llegaba la Alta Velocidad y todos lo publicitaron», añade en el documental.

La cinta explica que el ministro Blanco, a propuesta del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), aprobó el 25 de julio de 2011 la modificación del proyecto de construcción de la vía, cambiando una planificación de 12 años de trabajo ocho meses antes de su inauguración, pasando el ancho de vía internacional al ibérico -el más grande-.

Pero donde incide el documental es en la falta de instalación, en los 8 kilómetros anteriores a la estación de Santiago, del sistema de control continuo de velocidad y frenado automático (ERTMS), lo que los expertos califican de «decisión errónea» porque, además «no se llevó a efecto ninguna evaluación de riesgos tras la modificación».

De hecho, tal y como se recoge en el documental, el jefe de maquinistas de la estación de Ourense envió un correo electrónico que llegó a cinco altos cargos de Renfe, donde les indicaba una serie de anomalías en la línea 082 y especialmente en el tramo Ourense-Santiago, como la «no advertencia del descenso de velocidad de 300 kilómetros por hora a 80». Por ello, recomendó introducir el sistema de frenado ERTMS, pero no se llevó a cabo y se sustituyó por el Asfa, insuficiente para evitar accidentes, obviando así su consejo.