Facenda fía el éxito de sus cuentas al aumento del consumo y los ingresos

La oposición dice que las previsiones de la Xunta siempre fallaron y alega que «non cadra» rebajar los impuestos con elevar el gasto sin endeudarse


santiago / la voz

No albergaba ayer demasiadas esperanzas el conselleiro de Facenda de convencer a la oposición acerca de que la economía gallega crecerá un 2,5 % el próximo año y de que la Xunta rebajará impuestos, aumentará el gasto, contendrá el déficit e intensificará el ritmo de creación de empleo. Y de hecho, Valeriano Martínez solo convenció a los ya convencidos, al PP. Con todo, se esforzó en defender las cuentas autonómicas para el 2016 y en fiar su éxito a dos factores: a la reactivación del consumo y a que «medrarán» los ingresos procedentes de transferencias del Estado y de los fondos europeos.

Los Presupostos de la Xunta para el próximo ejercicio ascienden a 8.804 millones de euros, lo que representa 365 millones más de los del proyecto vigente, a la vez que incorpora la «maior rebaixa fiscal da historia», lo que detraerá unos 140 millones de euros de las arcas públicas básicamente por la rebaja del impuesto de sucesiones y la del IRPF.

Ahora bien, tanto el conselleiro como el portavoz del PP, Pedro Puy, remarcaron que ese dinero que se deja de recaudar «volverá a entrar no ciclo económico pola vía do consumo». Ahí reside, según Valeriano Martínez, una de las principales novedades de las cuentas, pues las previsiones están elaboradas dando por supuesto que la demanda interna crecerá un 2,7 %, mientras que la recuperación del gasto de consumo final progresará un 2,3 %.

La reactivación del consumo, unido al aumento de las exportaciones en un 4,1 %, estimularán el crecimiento hasta el nivel del 2,5 %, una décima más de lo que la propia Xunta estimaba en agosto, aunque lejos aún de la previsión del 3,5 % hecha por la Funcas.

Pero los ingresos autonómicos no solo mejorarán con la aceleración del crecimiento, sino con el aumento de las transferencias. Tanto es así que el conselleiro de Facenda puso de relieve que si fue posible hacer la rebaja fiscal es porque habrá una «recuperación certa» de los ingresos por la vía de financiación autonómica del Estado, que aumenta en un 8,1 % , hasta los 6.736 millones, o un incremento del 25,8 % de fondos europeos, cheque que el próximo año se situará en los 522 millones. Habrá por tanto en el 2016 «menos impostos, máis investimentos, máis gasto social e menos endebedamento», esgrimió el conselleiro.

Son «trampulleiros»

La oposición discrepó abiertamente de las previsiones que contienen unos presupuestos que Xosé Manuel Beiras calificó de «trampulleiros». El portavoz del PSdeG, González Santín, advirtió de que la Xunta no atinó en sus previsiones en el 2014 ni en el 2015 «e moito me temo que non van a atinar no 2016», a la vez que advirtió que «non cadra» la ecuación de rebajar impuesto y aumentar los gastos sin acudir la deuda. «Ou non executan partidas ou endebédanse», dijo.

Beiras puso de relieve que las cuentas parte de una «falacia básica», que es la de la recuperación económica, en su opinión, inexistente. El portavoz del BNG, Francisco Jorquera, coincidió con su homólogo de AGE en calificar la rebaja fiscal de «regresiva» y señaló que no son los presupuestos de un fin de ciclo económico, sino de un Gobierno «que está no fin de ciclo e quer salvarse».

El Ejecutivo gallego centraliza en la Axencia el control de los proyectos de las grandes obras

A pesar del escaso reflejo que tiene en la inversión, la Xunta quiere reforzar las atribuciones de la Axencia de Infraestruturas, que centralizará en adelante la gestión de los grandes proyectos de obra pública, aunque corresponden a otros ámbitos de la Administración. A ese nuevo cometido del ente responde la adjudicación del proyecto para la ampliación del Hospital da Costa, en Burela, con una inversión de 12,8 millones. De momento, las cuentas del 2016 consignan 1,8 millones para el plan director. Sin embargo, este presupuesto no redunda en las cuentas de la Axencia.

Lo mismo sucede con los proyectos de las intermodales de Vigo, A Coruña, Santiago y Ourense, a los que Transportes destinará 2,5 millones en el 2016, pero de los que ocupará Infraestruturas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Facenda fía el éxito de sus cuentas al aumento del consumo y los ingresos