Feijoo promete crear 18.000 empleos más antes de llamar a las urnas

Facenda niega motivación electoralista en la rebaja fiscal o el cheque bebé de las doce pagas. Sanidade y Educación absorberán el 65,4 % del gasto total de la Xunta

;
La letra pequeña de los presupuestos gallegos La Sanidad se lleva el 40% y las políticas sociales más de 600 millones. El conselleiro de Facienda niegan que sean unas cuentas electoralistas. Le ha puesto hasta humor a su explicación.

santiago / la voz

Galicia tiene 252.500 personas que están en paro, tal y como refleja la última Encuesta de Población Activa (EPA) conocida, la relativa al segundo trimestre del año. Pero si la economía y el mercado laboral evolucionan en el 2016 al ritmo descrito en el proyecto de Presupostos de la Xunta, que ayer fue remitido al Parlamento para su tramitación, la tasa de desempleo bajará en casi dos puntos y la economía crecerá a un ritmo del 2,5 % del Producto Interior Bruto (PIB). Este es el cuadro de las grandes cifras en el que se enmarca el compromiso asumido por el Gobierno de Feijoo de crear 18.000 empleos a mayores a tiempo completo antes de que se celebren las elecciones autonómicas. «E van ter un claro compoñente industrial», remarcó el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez.

La cuentas autonómicas para el 2016 experimentan un crecimiento de 4,3 %, al situarse en los 8.804,4 millones. Sanidade (3.513 millones) y Educación (2.249) se llevan la parte del león, un 65,4 % del total. Para el Gobierno gallego se trata de un cambio de tendencia evidente, tras cinco años de recortes consecutivos, lo que permitirá que se puedan poner en marcha políticas que trasladen la recuperación «a todas as familias e empresas» a través de la rebaja de impuesto más intensa realizada en un único ejercicio o bien mediante las nuevas medidas de impulso social, como el cheque bebé.

Al explicar los ejes de las cuentas públicas ante los periodistas, el responsable de Facenda se detuvo de forma puntual en dos aspectos: el incremento del gasto social, que absorberá 8 de cada 10 euros del gasto total, en la línea de lo que ya venía ocurriendo en los dos últimos años, y el empleo. De hecho, la recuperación presupuestaria permitirá mejorar las asignaciones para las políticas de empleo, que aumentan en 16,8 millones de euros, un 9 % más, o la formación ocupacional, con 7,5 millones a mayores.

Este desembolso permitirá, sostiene Facenda, que se eleven un 1,7 % los puestos de trabajo a tiempo completo, que al término del actual ejercicio tendrán que crecer otro 1,1 %, si se cumplen las previsiones. Así, la tasa de paro se situaría en el 20,1 % a finales del 2015 y en el 18,3 % a finales del 2016. Para decirlo de otra forma: «Suporá a creación de 18.000 postos de traballo en tempo de traballo completo», esgrimió Valeriano Martínez. Y casi una cifra similar sería los empleos que se crearía de forma neta al término del actual ejercicio.

«Ata soplar a primeira vela»

También desgranó el conselleiro algunas medidas fiscales que acompañan las cuentas públicas, como la rebaja del IRPF, del impuesto de sucesiones o de transmisiones en el ámbito rural. E hizo lo mismo con algunas ayudas sociales, como el cheque bebé, al que la Xunta se refiere como «tarxeta familiar». Valeriano Martínez explicó que se trata de una medida de estímulo de la natalidad con un año de vigencia, desde que nazca el bebé «ata que sople a primeira vela», precisó.

Esta bonificación no será universal, sino que se liquidará en función del nivel de renta de las familias para primar a uno de cada ocho nacimientos. El coste de la medida oscilará entre los 9 y 10 millones de euros.

Al margen de las elecciones

«Non, non, non», respondió tajante Valeriano Martínez al ser interpelado por el supuesto halo electoralista que rodea tanto a la implantación del cheque bebé, sobre el cual la Xunta no dio garantías de continuidad más allá del año 2016, como la rebaja de impuestos como el del IRPF o el de sucesiones. Relató el conselleiro de Facenda que todas estas medidas se podría hacer igual hubiera o no elecciones autonómicas a la vista. «Somos tan aburridos que somos ata previsibles», dijo, para dejar constancia de que el camino de consolidación fiscal recorrido hasta el momento por el Gobierno de Feijoo es lo que permite que ahora haya margen para afrontar estas medidas.

Y es que el titular de Facenda se afanó en defender los primeros Presupostos que impulsa como conselleiro como el productos de unos cálculos «ultraprudentes», en el que se manejan previsiones de ingresos y de anticipos que, en su opinión, son certeros. «Todos os ingresos que están calculados, están calculados de forma certa», insistió en mantener el conselleiro, que concluyó con esta frase: «Somos aburridos ata decir basta, pero sempre dunha maneira correcta».

El gasto crece en 103 millones y se mantiene la asignación en conciertos

La Consellería de Sanidade que dirige Jesús Vázquez Almuíña dispondrá para el próximo año de un presupuesto de 3.513 millones de euros, que supondrá prácticamente el 40 % del total de los recursos que maneja la Administración autonómica. El gasto de este departamento aumenta en un 3,02 por ciento, ligeramente por debajo de la media del 4,3 %, y obtiene una asignación de 103 millones de euros a mayores.

La mayor parte del gasto sanitario gallego se ejecuta a través del Servizo Galego de Saúde (Sergas) y la partida más gruesa se destina al gasto farmacéutico en todas las áreas de gestión, gasto que varía en función de la demanda.

Otra partidas importantes son las que se asignan a los conciertos con entidades sanitarias privadas, donde el gasto tiende a mantenerse en las mismas cifras que en el actual ejercicio o a decrecer ligeramente. Es el caso del concierto que mantiene el área de gestión integrada de Vigo con Povisa, que pasa de 82,76 a 82,58 millones de euros, mientras los conciertos del área de A Coruña aumentan de los 21,7 a los 22,3 millones de euros.

El 4,7 % más de gasto, pero la misma partida para transporte y comedores

La Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria es de las que gana peso relativo en el proyecto de Lei de Orzamentos da Xunta para el 2016. Si las cuentas experimentan una expansión del 4,3 % en el nivel de gasto, el de esta consellería crecerá ligeramente por encima, un 4,75 % más, pues dispondrá de 101,9 millones de euros a mayores en el 2016, hasta hacer un total de 2.249 millones, lo que equivale a uno de cada cuatro euros de las finanzas públicas.

Pese al crecimiento del gasto, partidas importantes de esta consellería como la del transporte escolar o la de los comedores serán reeditadas con la misma asignación que tenían este año: 118,8 millones de euros, en el primer caso, y 28,8 millones en el caso de los comedores.

En lo que atiende a las universidades, el departamento que dirige Román Rodríguez mantendrá el mismo esfuerzo de financiación del actual ejercicio. La asignación autonómica ascenderá a los 392 millones de euros, y lleva ya plasmado el incremento de la partida que es resultado de la aplicación del nuevo plan de financiación universitaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Feijoo promete crear 18.000 empleos más antes de llamar a las urnas