Podemos, Anova y EU lanzan el acuerdo para ir juntos a las generales

Serafín Lorenzo SANTIAGO

GALICIA

Beiras insiste en abrir el pacto a otras formaciones para construir una «casa común», pero le achaca al BNG «xenerosidade de boquilla»

03 oct 2015 . Actualizado a las 11:08 h.

«Un paso máis». Este fue el mensaje más repetido durante la presentación este viernes del acuerdo político con el que Podemos, Anova (escindidos del BNG) y Esquerda Unida (EU) sientan las bases para ir de la mano a las generales. El acto público, celebrado en la compostelana plaza de Mazarelos, dejó la fotografía de los líderes de los tres partidos arropados por los alcaldes de Santiago y Ferrol. Más allá de la carga simbólica de esa puesta en escena, el evento apenas aportó elementos novedosos al discurso que los tres partidos vienen recreando en las últimas semanas.

Las nuevas llamadas a la unidad de las fuerzas nacionalistas y de la izquierda rupturista chocaron con las veladas reprobaciones que Beiras dirigió al BNG, al que achacó «xenerosidade de boquilla». Fue un dardo envenenado contra la coalición que en 1997 llevó a su techo electoral histórico, y que ha situado en el centro de su relato su «xenerosidade» por renunciar a sus siglas para intentar facilitar la máxima unidad de cara a las generales. El líder de Anova, formación creada tras la escisión del Bloque, deslizó significativas pullas hacia la organización frentista. Sin menciones explícitas, Beiras elevó el tono: «Que se deixen de zarandainas. Se queren realmente construír unha casa común hai que estar nesta banda, e non flirteando cos de enfronte». También denunció el acoso político al alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, presente en el acto junto a Martiño Noriega, por parte «dos que deberan estar na mesma banda do río», es decir, del BNG.

Beiras emplazó así al Bloque a sumarse a un proyecto electoral que busca extender a las generales la fórmula que permitió conquistar en las municipales las alcaldías de A Coruña (Marea Atlántica), Santiago (Compostela Aberta) y Ferrol (Ferrol en Común). Beiras señaló esos espacios como los depositarios de la «unidade popular» sobre la que Podemos, Anova y EU llaman a construir la «candidatura galega» para los comicios del 20 de diciembre. Defendió incluso la entente desde la conveniencia de no dinamitar los pilares de esos gobiernos urbanos. «Se as tres forzas que estamos nas mareas fosemos cada unha polo seu lado ás xerais, meteríamos unha bomba de reloxería nas mareas», resaltó Beiras. Por eso las hizo depositarias del acuerdo, incluida la plataforma Encontro por unha Marea Galega, y abundó en que el BNG tiene que dialogar en ese ámbito, idea que ya trasladó a Xavier Vence en la reunión privada que mantuvieron el jueves en el domicilio del portavoz nacional del Bloque.