José Ramón Gómez Besteiro: «Decidí hace tiempo ser candidato a la Xunta y en esa línea estoy»

Besteiro dirá en la primavera del 2016 si opta a la reelección o tira la toalla


santiago / la voz

José Ramón Gómez Besteiro (Lugo, 1967) lleva más de dos meses viviendo al límite. Su partido perdió de forma inesperada la Diputación de Lugo y carga a cuestas con la imputación de cuatro delitos que pueden truncar su carrera. Pese a todo, remarca su inocencia y mantiene viva su aspiración de ser candidato a la Xunta.

-González Formoso lo definió como el mejor dirigente de la historia del PSdeG y no tiene dudas de que será candidato a la Xunta, ¿no se pasó de frenada?

-Agradezco sus palabras, pero tengo que decir que ya decidí hace tiempo ser candidato a la Xunta y en esa línea estoy, aunque es verdad que es algo que se tratará en el 2016 y que seré lo que los militantes quieran que sea.

-¿Entonces habrá un congreso en el 2016, cuándo exactamente?

-El congreso federal, que probablemente será en el primer trimestre del 2016, marca el desarrollo del resto. A partir de ahí llegará el gallego, en abril o mayo. Ese es el escenario de renovación de la dirección del PSdeG y también del secretario general.

-¿Y cuenta con presentarse a la reelección?

-Sí, sí, expresé mi voluntad de forma clara antes del verano, y ahora mismo no vislumbro ninguna cuestión que en el 2016 no pueda estar resuelta.

-¿Le parece poco su situación judicial?, porque le recuerdo que está imputado por cuatro delitos.

-Espero que esa situación cese pronto, hice algo que creo inédito en la política gallega, un ejercicio de información y transparencia desde la premisa de quien se considera inocente y actúa como tal. Mi situación patrimonial se ajusta a los cargos que tuve, mis amistades son normales, y no sé si en la política gallega todo el mundo puede decir lo mismo. Eso es lo que hay, y eso significa que no hay caso, que soy una persona inocente que espera que la Justicia decida con rapidez.

-Rápida, lo que se dice rápida, la Justicia no parece...

-Bueno, pero no hay razón objetiva alguna que conduzca a pensar que una vez que se pone negro sobre blanco en esta situación y que actúe como lo que soy, que haya retrasos indebidos, por eso confío en que la resolución se produzca cuanto antes.

-¿Y si llega a la primavera del 2016 y sigue imputado, optará igualmente a ser candidato?

-Espero que eso no ocurra, no soy capaz de ponerme en ese escenario. Creo que dos más dos son cuatro, y que así debe ser. Creo que hay una claridad absoluta sobre mi inocencia que hace insostenible esta imputación.

-¿Y si alguien que no lo ve tan claro, se presentaría?

-Esa situación no creo que vaya a darse en el 2016. Si hubiera algún reproche penal, quizás sí, pero no lo hay, así que entiendo que todo se tiene que resolver con relativa rapidez.

-¿Qué esquema tiene en la cabeza para hacer las listas de las elecciones generales?

-El esquema que tiene la ciudadanía en España, de que quieren cambio y de que ese cambio va a venir de la mano del PSOE. Lo vimos en las municipales, donde se produjo un varapalo al PP sin parangón, lo vemos en la FEMP, que hoy (por ayer) elige a su presidente y no será del PP, sino que será Abel Caballero. Galicia está levantada por todos los costados contra el PP, en la sanidad, en el sector lácteo. Es evidente que el cambio va a venir de la mano del PSdeG, ya veremos si en solitario o sumado a otras opciones políticas, pero la gente sí tiene claro que esta vez el cambio es posible.

-¿Y habrá cambios de cara en las listas en Galicia?

-El PSOE hará un proceso de renovación importante y sí, es previsible. Porque si hace repaso de quienes fueron los cabezas de lista en las generales del 2011 verá que son personas que ya no están en primera línea.

-Dice Louzán que tiene preparados dos o tres mociones de censura, ¿y la suya de Lugo?

-Algunos hablan de política como de los fichajes del mercado de invierno, en el PP les gusta mezclar la política y el fútbol. El caso es que el fracaso del PP es absoluto: en Lugo perdieron 30.000 votos, toda su dirección de A Coruña está en la oposición, en Pontevedra logramos lo que habíamos logrado, la Diputación, y en Ourense aguantan mejor, que es la provincia más anti-Feijoo. Ante eso, el PP busca atajos para recuperar lo que los ciudadanos le quitaron y el PSOE priorizará recuperar la Diputación de Lugo, pero para buscar la normalidad y formar un gobierno con el apoyo mayoritario dictado en las urnas.

-Es decir, que usted también acudirá al mercado de invierno.

-No es lo mismo, la caída estrepitosa del PP es incoherente con que gobiernen en Lugo.

josé ramón gómez besteiro secretario general del partido socialista de galicia

«Nada más entrar en el hospital de Vigo, el paciente ya tiene que empezar a pagar»

Besteiro se muestra muy crítico con el hospital de Vigo y cree que será el «gran fiasco» de Feijoo.

-¿Cómo se puede conciliar la política de pactar con el PP varios puestos institucionales y atacar a Feijoo por el hospital de Vigo?

-No hay peor sordo que el que no quiere oír. El presidente de la Xunta se desacredita a sí mismo al llamarle irresponsables a 200.000 personas que se manifestaron en Vigo o al culpar a los sindicatos de las protestas del sector lácteo. Lo que hace es mostrar su permanente desconexión con la realidad. Nosotros nos comprometimos a que el PSOE no iba a ser un obstáculo para entorpecer el funcionamiento de las instituciones, y acordar con el PP la renovación de algunos órganos no significa compartir sus políticas.

-¿En qué se equivocó el Gobierno gallego con el hospital de Vigo?

-En apostar por un modelo equivocado. Frente a un proyecto público de 400 millones de euros, opta por otro que cuesta tres veces más y que no ofrece tres veces más camas ni servicios del siglo XXI para un área como la de Vigo. Nada más entrar en el hospital, el paciente ya tiene que empezar a pagar. Clonan el modelo fracasado de Madrid, el de la privatización más o menos encubierta. Por eso creo que esta obra va a ser el gran fiasco de Feijoo, la que se va a llevar por delante al PP de Galicia.

-¿No es extemporáneo manifestarse contra un hospital cuando ya no se puede parar la obra?

-No, porque la contestación al proyecto ha sido constante en el gran Vigo, y se tradujo también en los resultados electorales del PP en la ciudad. El PSOE advirtió que los ciudadanos no iban a compartir ese proyecto, porque no construye, sino que destruye el Estado del bienestar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
45 votos
Comentarios

José Ramón Gómez Besteiro: «Decidí hace tiempo ser candidato a la Xunta y en esa línea estoy»