Políticas sostenidas en el tiempo, flexibilidad de horarios y bajas largas

Francia es uno de los países más dinámicos demográficamente gracias a sus acciones y EE. UU. y Noruega favorecen la conciliación


Francia

Décadas de apoyo a la natalidad. Las medidas que han consolidado a Francia como uno de los países más dinámicos demográficamente hablando están fuera del debate político e incluyen ayudas económicas bastante cuantiosas para las familias y exención temporal en el pago de impuestos, entre otras cosas, además de una extensa red de guarderías. Las ayudas económicas aumentan cuando se trata de familias con tres hijos o más. A pesar de que la natalidad ha decrecido en los últimos años, el país ha sabido esquivar la crisis demográfica. En la actualidad, el índice de fecundidad roza los dos hijos por mujer.

Estados Unidos

La clave, el mercado laboral. La población sigue creciendo, no solo por la inmigración, sino por el movimiento natural, y se espera que crezca un 50 % en las próximas décadas. Según Hans-Peter Kohler, profesor de Sociología en la Universidad de Pensilvania, en un artículo en Entre Nous. Revista europea sobre salud sexual y reproductiva, esto es así, por un lado, porque la estructura de la población favorece una tasa de fecundidad elevada, con grupos de inmigrantes con índices superiores a la media nacional. Pero hay otro factor esencial, y es su «extraordinaria capacidad para conciliar la vida familiar y laboral». El mercado laboral en Estados Unidos permite una mayor flexibilidad de horarios, y hace que sea más fácil entrar y salir del mismo. En opinión der Kholer, esta circunstancia facilita la conciliación pese a la falta de apoyo económico por parte de los organismos públicos para las personas con descendencia.

Noruega

Hasta 13 meses de baja. Es un claro ejemplo de apuesta por la natalidad. Para facilitar la conciliación, las madres pueden escoger, después del parto, una baja de 46 semanas con el 100 % del sueldo o 56 semanas cobrando el 80 % -en España, la baja es de 16 semanas-, mientras los hombres tienen derecho a diez semanas cobrando la totalidad de su salario. Pese a ello, el índice de fertilidad no es suficiente para garantizar el relevo generacional, 1,78 hijos por mujer.

Alemania

También en crisis. Pese a su pujanza económica, demográficamente hablando Alemania también está en crisis. Los expertos insisten es que es necesario apoyar medidas que favorezcan la conciliación, puesto que las guarderías son todavía escasas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Políticas sostenidas en el tiempo, flexibilidad de horarios y bajas largas