Galicia, entre las comunidades con más incentivos fiscales a la natalidad

Suspende, sin embargo, en ayudas para los gastos educativos de los menores y en el apoyo a las familias con necesidades especiales


Redacción / La Voz

Se mire el indicador que se mire, ninguno de ellos ofrece grandes esperanzas sobre la situación demográfica gallega. Durante el año 2014 murieron en Galicia 10.299 personas más de las que nacieron -29.925 defunciones frente a 19.626 nacimientos, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)-. En el 2013, la comunidad gallega fue la segunda con peor tasa bruta de natalidad en España, al cerrar el año con 7,16 nacimientos por cada mil habitantes, dato que solo consiguió mejorar al de Castilla y León, con 7,11. El índice sintético de fecundidad (número de hijos por mujer en edad fértil) es de 1,07; y el saldo vegetativo (diferencia entre nacimientos y fallecimientos) es de -3,03 por cada mil habitantes.

A finales del pasado año la Administración autonómica anunció «la mayor ayuda a la natalidad de España». Las medidas a las que el presidente de la Xunta, que fue quien pronunció esa frase, se refería eran una deducción el primer año de 360 euros por el primer hijo para aquellas familias con rentas inferiores a los 22.000 euros, 1.200 euros por el segundo hijo, y 2.400 por el tercero y siguientes. El paquete de medidas incluyó también una mejora del límite deducible por cuidado de menores a las familias con dos o más hijos, de 400 a 600 euros; el funcionamiento de quince casas-nido en las provincias de Lugo y Ourense, las más afectadas por el envejecimiento poblacional; y el impulso a 2.000 plazas públicas en escuelas infantiles durante este año y el próximo.

Hará falta algún tiempo para saber si estas medidas dan o no resultado. En realidad, hay entre los propios expertos en demografía bastante controversia a la hora de definir qué medidas tienen efectos positivos sobre la natalidad y cuáles no. Pero en medio de esa discusión hay un punto de consenso: para que cualquier medida dé resultado debe mantenerse en el tiempo. Este es, para muchos, el secreto del éxito de las políticas pro-natalistas de Francia, que han sido aplicadas a lo largo de varias décadas.

En lo que respecta a las comunidades españolas, la mayor parte de ellas, según un informe del Instituto de Política Familiar referido a este año 2015, no han establecido ninguna nueva ayuda en los últimos cuatro años, y la mayoría imponen límites de renta a sus ayudas, de manera que seis de cada diez comunidades solo ayudan a familias con rentas por debajo de 40.000 euros. En este último aspecto, ese informe sitúa a Galicia entre las comunidades en las que la mayoría de las deducciones fiscales llegan «a todas o casi todas las familias», junto a Andalucía, Cantabria, Cataluña y La Rioja, mientras en las demás regiones llegan solo a familias con rentas bajas.

El 70 % de los núcleos familiares españoles que tienen su primer hijo no se benefician de ninguna ayuda fiscal, y solo en Cataluña y Galicia las familias que tienen su primer vástago tienen derecho a deducciones en el IRPF sea cual sea su nivel de renta. Según este mismo documento, el País Vasco es la comunidad que proporciona una mayor deducción por hijo en el IRPF, con 570 euros por el primer descendiente, 1.192 por el segundo, 1.408 por el tercero, y 1.841 por el cuarto, aunque ni esta comunidad ni Navarra se incluyen en el estudio al tener una fiscalidad diferente.

Por otra parte, más de la mitad de las comunidades autónomas no dan ayudas fiscales a ninguna familia para el cuidado de sus hijos pequeños. En el caso gallego, existen ayudas para guardería, pero para acceder a ellas se establece un límite de renta. Lo mismo ocurre en Canarias, Castilla y León, Cataluña, Murcia y Valencia. Solo en una comunidad, Andalucía, hay ayudas universales para el cuidado de los hijos.

Ayudas escolares

A pocas semanas de iniciarse un nuevo curso escolar, otra de las cuestiones que preocupa a los padres son los gastos educativos. En este aspecto, Galicia figura entre las comunidades que menos apoyo dan a este concepto, mientras que Madrid ofrece ayudas fiscales a los gastos educativos y otras comunidades, como Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña y Valencia supeditan esas ayudas al nivel de renta.

La comunidad gallega tampoco prevé ningún incentivo fiscal para familias con necesidades especiales. Sin embargo, según ese informe Galicia es la única comunidad que da ayudas a todas las familias numerosas, aquellas que tienen tres hijos o más. La mayoría de ellas no tienen en cuenta a este tipo de núcleos familiares a la hora de establecer los beneficios fiscales, y seis Gobiernos autónomos dan ayudas pero solo en algunos casos.

Páginas web y días de la concepción

Más allá de las políticas, algunas Administraciones, e incluso organizaciones privadas, han echado mano de la imaginación con el fin de promover la natalidad. Singapur, cuya tasa de nacimientos es muy baja, ha puesto en marcha un plan de estímulo financiero para las familias que se decidan a procrear. Para apoyar esa campaña el Gobierno ha dado su apoyo a la creación de páginas web para encontrar pareja, ha publicado una guía para aprender a seducir y ha proclamado una noche nacional. Una iniciativa de una agencia de viajes danesa invita a las parejas a reservar sus viajes en función del calendario de ovulación de la mujer. Y en Rusia hay un día nacional de la concepción, el 12 de septiembre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Galicia, entre las comunidades con más incentivos fiscales a la natalidad