«La crisis demográfica es una enfermedad grave y silenciosa»

Para Beatriz Mato, conselleira de Traballo e Benestar desde el año 2009, la demografía es un ámbito «apasionante» que ocupa muchas horas en su agenda porque es uno d elos problemas más graves de la comunidad


redacción / la voz

Para Beatriz Mato, conselleira de Traballo e Benestar desde el año 2009, la demografía es un ámbito «apasionante» que ocupa muchas horas en su agenda, y no porque personalmente le apasione, sino porque es consciente de que la crisis demográfica de Galicia, donde cada año mueren más personas de las que nacen, es uno de los problemas más graves de la comunidad.

-Yo diría que es el gran problema que tiene Galicia, y que tiene España, y que no es de ahora. El problema de la demografía debe estar implícito en todas las medidas que desde las Administraciones podamos llevar adelante, y hablo de sanidad, hablo de educación, de vivienda. Todas las políticas tienen que tener un perfil demográfico, siempre han de tener presente la incidencia que cualquier decisión va a tener sobre la demografía.

-Como se hizo en su momento con la igualdad.

-Efectivamente. Hay que darle el mismo perfil que cuando se luchó por la igualdad.

-Pero, ¿la sociedad está concienciada del problema?

-Yo creo que efectivamente detectamos que no lo estaba. Si hay algo que tengo claro es que cualquier medida que se ponga en marcha lo que tiene es que durar mucho tiempo y estar aplicándose durante mucho tiempo, y por lo tanto tiene que ser independiente del color del Gobierno de ese momento. Elaboramos el plan demográfico y comenzamos a trabajar en lo principal, que es sensibilizar. A mí me gusta hablar de que esto es una enfermedad grave y silenciosa, y sabiendo que la tienes, hay que atacarla inmediatamente.

-¿Y se está a tiempo?

-Nadie comienza una batalla para ir a perderla, y por lo tanto los que queremos dar la batalla, y este Gobierno quiere dar la batalla, salimos al campo a intentar ganarla. Pero también somos conscientes de que por nosotros mismos no podemos y se necesita de toda la sociedad. Es verdad que la Administración del Estado puede tomar sus políticas, la Autonómica y la local también, pero hay otro factor que es muy importante, que son las relaciones empresariales, donde también deben tomarse medidas para facilitar la conciliación.

-A la hora de hablar de crisis demográfica no hay un acuerdo unánime sobre las medidas que funcionan y las que no, ¿cuál es la apuesta del plan demográfico gallego?

-Lo más importante es que las medidas se mantengan en el tiempo. Hemos intentado buscar un consenso porque deben mantenerse en el tiempo gobierne quien gobierne. Yo quiero alejar este debate de una cuestión que para mí es completamente estéril y demagógica, y es que no se puede vincular esta crisis demográfica a la crisis económica. Galicia ha vivido momentos muy buenos económicamente y teníamos prácticamente el mismo índice de fertilidad que ahora. No vale tampoco porque Alemania, que es un país motor económicamente, tiene un problema demográfico. Esto no quita que como Gobierno estemos desarrollando políticas que incidan en la dinamización económica y en el empleo. Pero no estamos hablando solo de una crisis demográfica, sino que estamos hablando también de unos valores y un comportamiento de la sociedad que ha cambiado.

-¿Qué medidas se prevén?

-El plan de dinamización demográfica tiene tres pilares: el primero es un apoyo económico que incida directamente en las familias con hijos, que puede venir por desgravación fiscal o por pago. En segundo lugar, la prestación de más y mejores servicios públicos: escuelas infantiles, plazas para mayores. Y el tercer pilar es todo lo que tiene que ver con las relaciones laborales, y aquí tienen una voz muy importante tanto los empresarios como la representación de los trabajadores. Esto no significa que crea que va a ser fácil, porque evidentemente a estos pilares ahora hay que dotarlos. Cuanto más compromiso presupuestario, más respuesta daremos.

-Es un problema social y también un problema económico.

-Sí, más allá de que queremos garantizar que nuestra comunidad tenga futuro, también es verdad que queremos que sea sostenible. En estos años de crisis ha habido momentos en los que ha habido más gente viviendo del sistema que aportando al sistema. Hay que luchar para que esto no sea así.

-Hablemos de dependencia. ¿Cuántos gallegos quedan todavía sin atender?

-Ocho de cada diez euros del presupuesto del 2015 se están destinando a sanidad, educación y servicios sociales. Hemos hecho un esfuerzo muy grande. En esta tesitura, efectivamente, nos quedan del orden de 13.000 personas que están a día de hoy pendientes de darles respuesta desde este sistema, y desde luego seguiremos esforzándonos.

-Después de las elecciones municipales Núñez Feijoo anunció un giro social en las políticas de la Xunta. ¿Habrá más medidas de este tipo?

-A mí me gustaría remarcar que la atención a la dependencia ocupa prácticamente el 60 % de todo el presupuesto del área social de la consellería. Y otra área que es muy importante y a la que le damos respuesta sí o sí es el área de inclusión social. Ahora el presidente se ha comprometido y todas las consejerías estamos trabajando para llegar a otro colectivo que tiene ingresos, pero muy pocos, y que tiene hijos, además de luchar contra los desahucios. En este nuevo plan, el presidente nos ha hecho un encargo, que es evitar que nadie tenga problemas por vivienda. Creo que es, sencillamente, ampliar nuestra población diana.

-Los resultados electorales no fueron buenos para el PP.

-Los resultados electorales para el PP no fueron los esperados, y por lo tanto si no son los esperados no son buenos. Evidentemente no hemos ganado esa mayoría absoluta que le exigen al Partido Popular. Esto de alguna manera te hace hacer una serie de reflexiones que en el seno del partido ya hemos hecho.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

«La crisis demográfica es una enfermedad grave y silenciosa»