«Habría que tomar durante 30 años dosis altas para que fuese dañino»

Lo que ha causado la prohibición del consumo es una sustancia química, no una bacteria; si se ha bebido antes de conocer el problema, «no pasa nada»

El proceso del agua El proceso del agua

REDACCIÓN / LA VOZ

Los trihalometanos son los responsables de que Ferrolterra se haya quedado sin agua potable. Se trata de una sustancia química, no una bacteria, derivada del cloro, que solo en dosis altas y en una exposición prolongada en el tiempo puede causar un riesgo para la salud de la población.

¿Qué tiene el agua para que se prohíba su consumo?

Tiene trihalometanos, compuestos químicos que se generan durante el proceso de potabilización del agua por la reacción de la materia orgánica, aún no tratada, con el cloro utilizado para desinfectar. Emafesa, la empresa que gestiona el agua en Ferrol, elevó la concentración de cloro para la desinfección del agua, que venía con más materia orgánica de lo habitual, procedente del embalse de As Forcadas, en Valdoviño. Según explica Alejandro Pisa, gerente de Emafesa, esto provocó que aumentasen los niveles de trihalometanos. Al superarse durante varios días el límite que marca el protocolo -está en 100 microgramos por litro-, la Autoridad Sanitaria de Galicia decidió prohibir el consumo de agua potable. Los análisis llegaron a detectar hasta 168 microgramos por litro, aunque los últimos arrojaron resultados de solo 101. «Lo que demuestra esto es que la planta de tratamiento de Catabois funciona, sería mucho peor no clorar y no combatir una contaminación a nivel bacteorológico», destaca Jesús González-Solla, de Emafesa.

¿Qué pasa si se ha bebido agua antes de conocer la prohibición?

«No pasa nada», señala Alejandro Pisa. «Habría que consumir durante treinta años dosis muchísimas más altas de las que hay actualmente en el agua para que pudiese suponer un riesgo para desarrollar una enfermedad», explica. En dosis muy elevadas y en un consumo dilatado en el tiempo, de 30 o más años, puede tener una actividad genotóxica y carcinogénica. Desde la Consellería de Sanidade recuerdan que es más una medida de precaución: «Aquellos que hayan bebido antes de conocer el problema no deben preocuparse; porque la cantidad a la que han estado expuestos es muy pequeña».

¿Se puede utilizar el agua para fregar o ducharse?

Lo único que no se puede hacer es consumir el agua, ni beberla ni utilizarla para cocinar. ¿Y si hierve? Pisa recuerda que es un producto químico, no una bacteria, por lo que aunque el agua hierva la sustancia sigue ahí. Sí se puede emplear el agua para ducharse, lavar los platos con el lavavajillas o fregar con el agua que sale del grifo así como poner una lavadora.

¿Cuándo se podrá consumir de nuevo agua?

Desde el Concello y Emafesa prevén que en unas 48 horas se pueda restablecer el suministro de agua potable en las viviendas de Ferrolterra. ¿Se está echando algún producto para contrarrestar los niveles de la sustancia química? No, los responsables de la planta de tratamiento de Catabois señalan que ya se han ajustado los niveles de cloro, y ahora solo hay que esperar a que la sustancia química vaya desapareciendo poco a poco. Esperan que los resultados que les den hoy ya estén dentro del nivel permitido.

¿Por qué hay más materia orgánica en el embalse de As Forcadas?

En verano, la calidad del agua bruta, es decir, la que sale del embalse de As Forcadas es peor, debido a varios factores como que sube la temperatura, proliferan algas, baja el nivel hídrico..., es decir, aumenta la materia orgánica. Cuando se detectan esos niveles de materia orgánica más altos, la planta de tratamiento aumenta la cloración para combatirlo. Lo que pasó en esta ocasión, explica Jesús González-Solla, de Emafesa, es que los niveles se mantuvieron altos durante varios días. Aún así, recuerda, para la Organización Mundial de la Salud, es más peligroso dejar de desinfectar el agua, por medio del uso del cloro, que convivir con el potencial peligro de los trihalometanos, «que es mínimo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

«Habría que tomar durante 30 años dosis altas para que fuese dañino»