La UE señala en Galicia 12 concellos con densidad de población muy baja

En otros 170 municipios ya hay menos de 50 vecinos por kilómetro cuadrado


Vigo / La Voz

El invierno pasado un oso se adentró en el municipio de A Fonsagrada. Desde el alto Sil leonés y el nacimiento del Narcea asturiano, al avanzar hacia Galicia las escasas familias de plantígrados se van encontrando cada vez menos presencia humana y por ello los animales van ampliando el radio de sus exploraciones. En realidad, con un poco de cuidado, el oso divisado como una aparición durante unos segundos junto a una cantera fonsagradina podría ya recorrer la alta montaña de Galicia sin cruzarse a ningún humano. La despoblación, consecuencia directa de una evolución demográfica nefasta, está dejando espacios sin presencia de civilización cada vez más amplios en la comunidad gallega.

Tanto es así que la Unión Europea identifica en Galicia 12 municipios con una densidad de población muy baja, o lo que es lo mismo, con menos de ocho habitantes por kilómetro cuadrado, y cuatro concellos se han sumado a dicho ránking en tan solo doce años. A Veiga, Chandrexa, Negueira de Muñiz o Vilariño de Conso, los líderes de la despoblación en Galicia, no son Laponia, el territorio menos habitado de todo el continente (junto a varias zonas de Islandia), pero cada vez se parecen más.

Desierto ártico

Lappi, la extensión más septentrional de Finlandia, solo cuenta con dos habitantes por kilómetro cuadrado en sus dominios, en parte anegados por el agua; el condado sueco de Jämtland, también al norte, reúne a 2,7 personas por kilómetro; y el más grande de Noruega, el también condado de Finnmark (en la frontera ártica con Finlandia y Rusia) solo reparte a 1,6 vecinos a lo largo de sus inhóspitos dominios.

El frío hace la vida en dichas zonas complicada y explica su baja densidad poblacional. Pero a 3.654 kilómetros de allí, en la montaña ourensana y lucense el escenario residencial apenas difiere en una persona más por kilómetro que en los despoblados territorios árticos.

Los doce concellos gallegos donde está encendida la alarma de la despoblación no son una excepción en Galicia. Otros 170 municipios presentan según los parámetros de la UE una densidad baja, es decir, con menos de 50 habitantes por kilómetro cuadrado. Otras 45 localidades no alcanzan tampoco los cien residentes, en una dinámica de despoblación que afecta prácticamente a las provincias de Lugo y Ourense casi al completo y cada vez más también al interior de A Coruña y Pontevedra.

La UE ha indicado a sus países miembros que destinen de manera prioritaria el uso de los fondos europeos, como el FEDER, a tratar de paliar la despoblación en sus territorios que sufren desventajas naturales o demográficas. Hasta el momento, según señala la comisaria de Política Regional comunitaria, Corina Cretu, en España solo la Diputación de Cuenca ha concretado un plan contra la despoblación a cargo de los fondos europeos 2014-2020, aunque la Xunta asegura que las políticas demográficas fundamentan todas las peticiones que ha hecho la Xunta para dicho período.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

La UE señala en Galicia 12 concellos con densidad de población muy baja