La reorganización de la UDC apunta a la fusión de centros y departamentos

Una comisión de la Universidade da Coruña estudiará todas las propuestas recibidas en los últimos días y elaborará un plan de mejora de la gestión


a coruña / la voz

La Universidade da Coruña se prepara para vivir una transformación, y el Rectorado ya ha recibido numerosas propuestas para intentar marcar esa hoja de ruta, después del fracaso que tuvo el proyecto planteado hace un mes de fusionar ocho facultades y tres departamentos. Parte de los afectados por este plan inicial manifestaron su desacuerdo con el mismo, oposición que llevó al equipo rectoral dirigido por Xosé Luis Armesto a dar marcha atrás y apostar por una reestructuración más global, contando para ello con la opinión del mayor número posible de miembros de la comunidad universitaria.

Durante los últimos días se han recibido propuestas en el Rectorado, «todas elas positivas», según explicó ayer Armesto, que también confesó que muchas de ellas iban encaminadas en la misma dirección: fusión de centros y departamentos con la eliminación de directores y decanos. Aligerar la carga de gestión parece ser el futuro reto que se marca la UDC para los próximos ejercicios, aunque todo dependerá de la propuesta final que plantee la comisión especial, que será elegida en el Consello de Goberno del próximo 23 de julio y que tendrá que canalizar todas las sugerencias recibidas hasta el momento.

La UDC cuenta con 24 centros (3 de ellos adscritos), y cada uno de ellos está dirigido por el correspondiente decano (en el caso de las facultades) o director (escuelas universitarias). Además, existen 43 departamentos -la mayoría compartidos- que también tienen a la cabeza a un responsable. Según la propuesta elaborada hace un mes por la propia institución académica coruñesa, la supresión de un departamento supone un ahorro de 16.412,60 euros al año, de los que 6.705 son en conceptos de complementos de dirección y secretaría, y a lo que hay añadir 9.707 por la reducción docente de 160 horas. Por lo que se refiere eliminación del equipo directivo de una facultad o escuela para la fusión con otra, el ahorro se cifra en 36.799 euros anuales, que es el resultado de sumar los complementos económicos del director, secretario y vicedecano (12.530 euros) más 400 horas de descuento docente (24.268).

Además del ahorro económico, la reestructuración de la UDC también busca aligerar la gestión y adaptar la institución a las nuevas exigencias de la normativa aprobada por el Gobierno, que señala que a partir de ahora no se evaluará a las titulaciones como tal, sino a los centros en su conjunto. Por este motivo, aquellas escuelas o facultades más débiles -ya sea porque hacen menos investigación, alumnos o profesores doctores- podrían unirse a otras afines para entre ambas tener una posición más fuerte.

Ajuste

Por otro lado, Armesto confirmó ayer que ya envió a la Xunta el plan de ajuste de la UDC para conseguir acabar con sus problemas de liquidez, y se mostró optimista ante el diálogo abierto con las consellerías.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
5 votos
Comentarios

La reorganización de la UDC apunta a la fusión de centros y departamentos