Un centenar de sanitarios de Vigo piden al juez que paralice la apertura del nuevo hospital

La seguridad de los pacientes y la salud pública quedarían puestas «en riesgo»,  según un informe jurídico presentado por los profesionales

Imagen de archivo en un quirófano del Chuvi
Imagen de archivo en un quirófano del Chuvi

Vigo / la voz

El conflicto por el laboratorio del nuevo hospital de Vigo ha llegado a los tribunales justo cuando el Sergas está empezando a abrir el centro. Un centenar de profesionales del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) han presentado una demanda ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) en la que reclaman que se paralice la puesta en marcha de los servicios clínicos que necesitan del laboratorio, lo que en la práctica supondría bloquear la apertura del centro.

El lunes pasado empezó a abrirse el Hospital Álvaro Cunqueiro. El proceso de traslado finalizará el 5 de septiembre. El proyecto inicial contemplaba que el laboratorio central del área sanitaria de Vigo se instalaría allí, con los servicios de Análisis Clínicos, Microbiología y Hematología. Pero el Sergas decidió instalarlo en el Meixoeiro y dejar en el nuevo hospital solo procesaría las muestras más urgentes de los pacientes ya ingresados. Las otras irán al Meixoeiro, a diez kilómetros de distancia, cuando el laboratorio central esté construido.

Según el informe jurídico presentado por los profesionales, esa decisión es excepcional en hospitales con servicios tan especializados como el de Vigo y no se apoya en la evidencia científica.

De hecho, dicen los demandantes, vulnera al menos tres derechos. Uno es el derecho a la vida y la integridad física de los pacientes, puesto que «impedirá la formulación de diagnósticos correctos». El informe se basa en que muchas muestras tendrán que trasladarse al Hospital Meixoeiro, a diez kilómetros de distancia, con la consiguiente pérdida de tiempo e incluso de las propias muestras. La seguridad de los pacientes y la salud pública quedarían puestas «en riesgo».

La demanda presentada a finales de la semana pasada ante el TSXG también asegura que se vulnera el derecho de los pacientes a la igualdad en la atención. La decisión del Sergas supondrá que los enfermos de Vigo resulten «discriminados por una asistencia sanitaria de una calidad claramente peor».

El tercer derecho que considera vulnerado es el del personal técnico de los laboratorios a prestar sus servicios «en unas condiciones mínimas que aseguren su efectividad». El proyecto original contemplaba en el hospital un laboratorio de 3.000 metros cuadrados y tendrá 150. Como la puesta en marcha del laboratorio puede suponer «daños irremediables», según el informe jurídico, el personal sanitario reclama la suspensión cautelar de la apertura del centro. El informe del bufete López Rodó y Cruz Ferrer -asesoró a la marea blanca de Madrid- sugiere que la asistencia especializada «siga prestándose por los hospitales públicos existentes mientras no se dicte sentencia por el Tribunal Superior de Galicia». La demanda está firmada por personal de laboratorio, pero también de uci y de Medicina Preventiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

Un centenar de sanitarios de Vigo piden al juez que paralice la apertura del nuevo hospital