El PP aplaza «sine die» la elección de Besteiro como senador autonómico

El grupo mayoritario suspendió el pleno convocado para que el PSdeG sustituyera a un miembro en la Cámara alta, así como la renovación del Consello de Contas


santiago / la voz

Nada puede evitar ya que el líder del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, se quede a partir de mañana sin cargo institucional, una vez que se constituya la nueva corporación de la Diputación de Lugo. El grupo del PP cumplió ayer su amenaza en el Parlamento gallego y pidió el aplazamiento sine die del pleno extraordinario de punto único, en el que estaba previsto que Besteiro fuera elegido senador en representación de Galicia en sustitución de la socialista Paula Fernández Pena.

Los populares tomaron esta decisión de forma unilateral, con el voto en contra de toda la oposición, al dar por roto el pacto a dos alcanzado por los socialistas para renovar instituciones como el Valedor do Pobo y el Consello de Contas. Fueron las discrepancias que ambos partidos mantuvieron sobre la idoneidad de los perfiles elegidos para el órgano que se encarga de fiscalizar las cuentas autonómicas lo que provocó que el acuerdo saltara por los aires.

Después de que PP y PSOE acordaran proponer para el Consello de Contas a profesionales sin significación política, la elección del exdiputado Xaquín Fernández Leiceaga por parte de los socialistas irritó a los populares, que no lo consideraron apto y pidieron un nuevo nombre que el PSdeG se negó a facilitar.

El bloqueo en las conversaciones provocó que el PP paralizara también la elección de Besteiro como senador autonómico, algo que se consumó ayer al inicio de la sesión del Parlamento, que los portavoces aprovecharon para hacer un ajuste de cuentas por lo ocurrido.

Maniobra «infantil»

Méndez Romeu, portavoz del PSdeG, reprobó que el grupo mayoritario se aferrara a una «triquiñuela legal» para suspender un pleno ya convocado y dejar a Besteiro sin billete para la Cámara Alta y, ya en los pasillos, calificó la decisión de «manobra infantil e caprichosa» del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo.

Con todo, Pedro Puy, portavoz del PP, aclaró que el aplazamiento, anunciado ya el pasado viernes, fue incluso una decisión basada en la «elegancia», pues se evitó que la designación de Besteiro sea votada en la Cámara gallega en un clima en el que se rompió el consenso y que podría provocar que no fuera elegido.

En cuanto a los grupos minoritarios, excluidos de las conversaciones para renovar los órganos institucionales, mostraron su distancia con lo ocurrido. El BNG lo hizo con una protesta en la escalera del Parlamento antes del inicio de la sesión para quejarse de que fueran tratados como «convidados de pedra» en este asunto. Xosé Manuel Beiras, portavoz de AGE, reprobó a su vez el afán puesto por PP y PSOE en «amarrar» cargos cuando «o Titanic xa chocou contra o iceberg» y se podría estar ante el final de la legistatura.

El pacto depende de que populares y socialistas busquen ahora nuevos perfiles

Al PSOE nunca le gustó que el PP sentara en el Consello de Contas a Dositeo Rodríguez y a Xesús Palmou, ambos conselleiros con Manuel Fraga y de marcado perfil político, para fiscalizar los balances contables de la comunidad autónoma. Y al PP no le gustó que, una vez que se deciden a apostar por perfiles profesionales y despolitizados, el PSOE proponga a Fernández Leiceaga, exdiputado socialista, de la misma forma que el partido del puño y la rosa cuestiona que los populares jugaran la baza de José Antonio Redondo, que fue director xeral del Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS) durante una década con Xosé Cuíña y el propio Feijoo de conselleiros.

Las negociaciones están en tablas y, para salir de este atasco, pocas más opciones tienen populares y socialistas que optar por nuevos nombres que no estén ya señalados. Preguntado ayer sobre la posibilidad de renunciar a Leiceaga, el portavoz del PSdeG insistió en mostrar la «vontade de acordo» de su formación, pero «sen vetos previos», pues recordó que Leiceaga tiene un perfil político muy similar al de uno de los nombres que proponía el PP.

Así las cosas, Méndez Romeu llamó a los populares a hablar «serenamente» sobre este asunto para ver si es posible retomar finalmente la senda de la concertación. Desde el PP saludan la posición constructiva adoptada por los socialistas, pero se resisten de momento a ponerle fecha a la posibilidad de retomar las conversaciones. Eso sí, por lo de pronto la única opción para el Consello de Contas que está registrada en el Parlamento es la que propuso AGE, Xaquín Álvarez Corbacho. El PP no niega que es un nombre apto para el cargo y que sería posible renovar el Consello mediante un pacto con AGE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El PP aplaza «sine die» la elección de Besteiro como senador autonómico