El conselleiro pide responsabilidad a los padres y la oposición la vuelta al préstamo

Román Rodríguez rechaza las críticas al hecho de que con este modelo los niños con pocos recursos serán los que lleven libros usados frente al modelo de préstamo universal


El conselleiro de Educación, Román Rodríguez, puso todo su empeño ayer en intentar convencer a las AMPA de la necesidad de que integren los bancos de libros de los colegios en el de la Xunta. «Que haxa un banco de libros paralelo a outro público sería algo realmente pouco entendible na sociedade, porque pensaríase máis noutras cousas que nos intereses educativos dos nenos». Rodríguez hizo un llamamiento a la responsabilidad y pidió esta colaboración. «Algunhas o farán e outras non, pero en todo caso haberá un banco público onde sería moi desexable que as ANPA colaboraran». Y es que para el conselleiro de Educación la polémica surgida tras la publicación de la orden de este fondo es como «un constante déjà vu». Se refiere Rodríguez a medidas que pone en marcha la Xunta y que en un inicio generan muchas reticencias y después son aceptadas.

Durante un acto en Santiago para presentar la nueva Lei de Patrimonio de Galicia, Román Rodríguez recordó que desde hace años numerosos colectivos reclaman la puesta en marcha de estos bancos, «e agora que se está facendo moitos dos que nolos estaban solicitando os critican». También rechazó las críticas al hecho de que con este modelo los niños con pocos recursos serán los que lleven libros usados frente al modelo de préstamo universal «porque xa neste modelo de préstamo moitas familias compraban igual os libros».

Llega al Parlamento

Tanto el BNG como el PSdeG han presentado sendas iniciativas parlamentarias para exigir que la Xunta retome el modelo de préstamo universal de libros a las familias. Los nacionalistas lo harán con una proposición no de ley en la que piden volver al sistema que implantó Fraga y generalizó el bipartito. Insisten además en que se deroguen las dos órdenes publicadas esta semana, una que crea el banco en cuatro cursos y la otra para mantener las ayudas en los otros seis de las etapas obligatorias. El PSdeG presentó una pregunta para el pleno del Parlamento en la que defiende también el modelo universal de préstamo «que chegaba ao 100 % dos estudantes e era economicamente eficiente e socialmente rendible».

Los socialistas tildan de «rocambolesca» la política de la Xunta frente a los libros de texto, mientras que la CIG-Ensino, también a favor del préstamo universal, califica la actitud de la consellería de «desnorte».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
3 votos

El conselleiro pide responsabilidad a los padres y la oposición la vuelta al préstamo