La legionela reaparece en As Gándaras

El geriátrico lucense registró un nuevo caso y la Xunta investiga si tiene alguna relación con el brote de noviembre que supuso 9 hospitalizaciones


lugo / la voz

La Consellería de Traballo e Benestar investiga si un nuevo caso de legionela detectado en la residencia de As Gándaras, de Lugo, podría tener alguna relación con el brote detectado a finales del pasado año en el mismo geriátrico lucense. Aunque esta hipótesis no está descartada, se valoran otras posibilidades dado que el anciano, que está ingresado en el HULA, hospital al que llegó con una neumonía, es usuario del centro de día y su higiene personal no la realizan en el geriátrico.

El anterior brote en el geriátrico afectó a nueve residentes y a personal y estuvo localizado en el circuito de agua caliente del centro. El primer caso se registró el 4 de noviembre del pasado año y hasta el 9 de enero pasado la Xunta no pudo confirmar que se había eliminado la bacteria de las conducciones.

Fuentes del HULA confirmaron ayer que el último caso diagnosticado evoluciona favorablemente y que no se habían registrado nuevos ingresos.

Caso aislado

La Xunta señaló que el ingreso hospitalario del usuario del centro de día es, al menos por ahora, un caso aislado. Insistieron en que, pese a que no estaba descartado que contrajera la bacteria en el geriátrico, tenían serias dudas, dado que el paciente no se duchaba en As Gándaras ni se aseaba e iba a dormir a su propio domicilio.

El jefe territorial de Traballo informó ayer por la mañana al presidente de la junta de personal de la incidencia y le comunicó que ya se habían puesto en marcha los protocolos de actuación diseñados para este tipo de casos.

Un brote hace siete meses

Este caso se da siete meses después del brote que supuso la hospitalización de nueve residentes. El geriátrico de As Gándaras tuvo que utilizar durante varias semanas el agua caliente de un circuito alternativo de mangueras, instalado de forma provisional para el aseo de los residentes, mientras limpiaban las tuberías. Necesitaron tres procesos diferentes de desinfección hasta que los análisis constataron que habían erradicado la bacteria y que no aparecían restos de su ADN en los análisis.

Simultáneamente en el tiempo hubo otro brote de legionela en el geriátrico de Guntín, sin que aparentemente hubiera relación alguna entre ambos centros. El de As Gándaras es público y el otro, de iniciativa privada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La legionela reaparece en As Gándaras