Catalá: «Vamos a mantener la organización territorial de la Justicia en Galicia»

maría cedrón REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

PACO RODRÍGUEZ

El ministro de Justicia aparca la reforma del Registro Civil para buscar el consenso

20 may 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Llegó al Ministerio de Justicia el 29 de septiembre y, con catorce meses de legislatura por delante, le dio la vuelta a la tortilla que había dejado en sus manos el exministro Ruiz Gallardón. Ocho meses después de haber cogido el testigo, Rafael Catalá, que estuvo ayer en Galicia, dice que lo que ha hecho es «aprovechar el trabajo de la etapa anterior, aprobando leyes que reformen la Justicia y que cuenten con el consenso de los implicados». Sobre la reforma de la planta judicial planteada por su antecesor, confirma lo ya prometido a Alberto Núñez Feijoo en octubre pasado: «Vamos a mantener la organización territorial del poder judicial tal y como la conocemos en la actualidad». También aseguró que la Justicia actuará de forma «absolutamente independiente» en el caso Alvia.

-Aunque se precise una reforma, ¿confirma el compromiso de mantener los juzgados que hay en Galicia y las cabeceras judiciales en Vigo, Santiago y Ferrol?

-Son necesarias muchas reformas de organización, de reglas procesales, de incorporar nuevos medios tecnológicos para agilizar la justicia. Estas reformas estamos haciéndolas. En el Parlamento tenemos muchos proyectos de ley enfocados a lograr esos objetivos. Eso no significa que haya que modificar nuestra estructura territorial o que haya que suprimir los partidos judiciales. Creo que la presencia del poder judicial en el territorio y la cercanía de la justicia al ciudadano es muy relevante. En general, tenemos una planta judicial adecuada a las cargas de trabajo actual. De hecho, en la Ley Orgánica del Poder Judicial incorporamos una serie de reglas para mejorar la coordinación, para que cuando un juzgado esté sobrecargado y otro tenga pocos asuntos, pueda haber una redistribución de la carga de trabajo por parte de los decanos o por parte de las salas de gobierno del Tribunal Superior de Justicia. Pero no tiene nada que ver con suprimir los juzgados en el ámbito municipal. La justicia tiene que estar cercana al ciudadano.