Xunta y universidades se enfrentan por el retroceso en el uso del gallego

María Santalla REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Las tres instituciones educativas alertan de que «o galego está en perigo de se converter nunha lingua estranxeira na súa propia patria»

12 may 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Los datos que hace algunos meses hacía públicos el Instituto Galego de Estatística (IGE) y que reflejaban la paulatina pérdida de hablantes del idioma gallego siguen teniendo consecuencias. Ayer, los departamentos de Galego-Portugués, Francés e Lingüística de la Universidade da Coruña, Filoloxía Galega de la Universidade de Santiago, y Filoloxía Galega e Latina de la Universidade de Vigo hicieron pública una declaración conjunta en la que alertan de la grave situación del idioma gallego y piden una decidida actuación política para mejorarla. A sus críticas no tardó en responder la Consellería de Educación, que además de incidir en que el número de horas de docencia en gallego es mayor en la enseñanza no universitaria que en las facultades, destacó que ese escrito conjunto «constitúe a única actividade que as tres universidades de Galicia levan a cabo conxuntamente con motivo do 17 de maio», jornada en la que se celebra el Día das Letras.

Para las universidades, instituciones que tienen «responsabilidade docente e investigadora no ámbito estratéxico dos estudos galegos no país», la situación es tan grave que el gallego está, incluso, «en perigo de se converter nunha lingua estranxeira na súa propia patria». Las universidades dibujan su negro vaticinio teniendo en cuenta los datos estadísticos del IGE, pero también «o panorama social e político do país no último lustro», y todo ello les ha llevado a mostrar una «profunda preocupación pola situación actual e polo futuro da lingua e da cultura galegas».

Para los investigadores y docentes resulta especialmente preocupante que el nivel de uso efectivo de la lengua propia de Galicia haya retrocedido de forma alarmante entre las nuevas generaciones. Pero a esta realidad se suman factores como «a preocupante redución de persoal e a drástica e alarmante diminución de investimentos en todos os ámbitos relacionados coa promoción do uso e normalización da lingua galega, así como coa industria cultural, por non falarmos do recuamento da lingua galega na administración pública e no sector privado».