Cientos de médicos se plantan por el deterioro de la asistencia en primaria

Afirman que la política de sustituciones impide el seguimiento al paciente y supone un aumento de consultas en urgencias


Santiago / La Voz

¿Otro médico? ¿Tengo que volver a repetírselo todo a usted? Esas son las preguntas con las que se encuentran muchos médicos de atención primaria en las consultas, por la política de sustituciones de la Consellería de Sanidade. Cientos de facultativos del área sanitaria de A Coruña -en torno a 300 solo de esta área- han firmado un escrito de protesta a la conselleira de Sanidade y la Dirección Xeral de Recursos Humanos por cómo se cubren las bajas, lo que provoca según los profesionales sanitarios «o deterioro do sistema público de saúde» y el aumento de consultas en urgencias al no poder realizar un seguimiento en primaria.

Los médicos, que cuentan con el apoyo del Colexio Oficial de Médicos de A Coruña y la Asociación Galega de Medicina Familiar, sostienen que la situación es igual en toda la comunidad y de hecho su intención es ampliar la protesta a todas las áreas sanitarias. El problema que denuncian es que cuando se produce una baja se abusa del bloqueo de las agendas -dejando a la población de ese médico de familia desatendida ese día-; de la intersustitución -los compañeros asumen sus pacientes-; o de la prolonganción de jornada -el médico se queda tres horas más para asumir las citas del compañero-. Y cuando se recurre a las listas de sustitución, se contrata por días, de lunes a viernes, y con diferentes facultativos aún tratándose de la misma baja. «Hai falta de seguimento, infradiagnóstico, diagnóstico tardío ou exceso de probas», señalan los médicos, que insisten en que esta política ni siquiera genera un ahorro económico, primero por la duplicidad de pruebas, y segundo porque el enfermo acude a urgencias muchas veces.

La situación también repercute en los profesionales, tengan o no plaza. En el primer caso por la sobrecarga asistencial, y en el segundo por la precariedad. En un año acumulan «20, 30, 50 o 100 contratos», denuncian. Si el mes comienza en sábado, el contrato no empieza hasta el día 3; se les contrata de lunes a viernes y vuelven el lunes a la misma consulta; y cuando hay un festivo se les interrumpe el contrato. «¿Como se pode chegar a coñecer e seguir a un paciente se cada día hai un médico substituto diferente contratado?», explican.

Los facultativos sostienen además que la situación no solo afecta a su colectivo, sino también al personal de enfermería, y apuntan que la precariedad en el modelo de contratación comenzó hace unos cinco años «e fíxose moi acentuada nos dous últimos». Existe un pacto de contrataciones por el que debe recurrirse a los médicos sustitutos cuando hay una baja o una vacante, por delante de las intersustituciones, prolongaciones de jornada y sobre todo antes de llevar a cabo el bloqueo de la agenda. Unas directrices que los médicos aseguran que no se siguen, criticando fundamentalmente los bloqueos, «unha opción totalmente inaceptable, xa que vai en contra dos principios de xustiza e equidade deixando á poboación dese cupo desatendida ese día». Por eso exigen una contratación no precaria en atención primaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos
Comentarios

Cientos de médicos se plantan por el deterioro de la asistencia en primaria