Envían virus informáticos con avisos falsos de Tráfico y la Agencia Tributaria

Los ciberpiratas acceden a los archivos de empresas y particulares y los bloquean. Después exigen dinero para recuperar la información


Redacción / La Voz

«Carta certificada no entregada». Ese es el aviso que han recibido en las últimas semanas empresas y particulares gallegos en las bandejas de entrada de sus correos electrónicos. Es un mensaje falso que llega con el anagrama de Correos y advierte de que ha llegado un paquete que no pudo ser entregado y que hay 30 días para retirarlo de la oficina postal. Para ello se pide que se pulse un enlace para imprimir el aviso. Esa acción lleva a una nueva página en la que hay que cubrir un formulario y descargar un archivo. Al ejecutarlo aparece un mensaje que indica que los ficheros de la empresa han sido encriptados y que para recuperarlos hay que pagar 299 euros.

El del aviso falso de Correos uno de los más llamativos, pero la oficina de asistencia al internauta, dependiente del Ministerio de Industria, advierte cada semana de nuevos peligros que entran en Internet y en las redes sociales. Coincidiendo con la campaña de la declaración de la renta se ha detectado estos días un correo electrónico que se está enviando de forma masiva y que supuestamente procede de la Agencia Tributaria. Pero es todo mentira. El mensaje advierte de que hay cambios en la normativa del impuesto de sucesiones y que es necesario aportar nuevos datos. Tras aclarar esos cambios, se anima a descargar un archivo. Se activa entonces el virus malicioso y se infecta el ordenador del usuario o el servidor de una empresa.

Los piratas cibernéticos utilizan todos los recursos posibles para engañar al internauta. Uno de ellos es el de la carta certificada de la DGT, que ha de ser recogida cuanto antes, y que no lleva multas, sino virus. También son frecuentes los correos de entidades bancarias, incluso en las que el receptor del mensaje no tiene cuenta. Abrir esos mensajes es asegurarse la infección del sistema. Como lo es también responder a correos que comunican que el receptor ha ganado un premio en una lotería a la que nunca ha jugado. Mucha gente sigue ese juego y acaba cayendo en la red del fraude en Internet.

Los virus también llegan simulando mensajes enviados desde Correos y desde los bancos

Una pista es la burda redacción de los mensajes, casi siempre traducidos desde el extranjero

Hay muchas advertencias en la Red para evitar que los usuarios caigan en las trampas de las redes de los ciberdelincuentes. La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) emite semanalmente boletines con avisos y alertas de las amenazas que se van detectando y advierte sobre los riesgos que conlleva abrir un fichero sospechoso.

La primera y más básica recomendación es la de no abrir nunca correos de usuarios desconocidos y sobre todo aquellos que no hayas solicitado. La mejor solución es eliminarlos directamente borrándolos de la bandeja de entrada.

Pese a todo, hay ocasiones en las que los piratas utilizan direcciones de correos de contactos conocidos, por lo que la OIS recomienda tener la máxima precaución cuando se ofrezca la posibilidad de abrir un enlace o de descargar un fichero que vaya adjunto en un correo electrónico.

Y otra recomendación es la de fijarse en la redacción de ese tipo de mensajes. La mayoría de los correos con virus maliciosos proceden de países del Este y son traducidos de manera burda por lo que suelen llevar faltas de ortografía y redacciones difícilmente comprensibles. Pese a todo, muchos usuarios caen en la red de los piratas cibernéticos y poco después comprueban cómo se ha infectado todo su sistema informático.

De esos archivos que bloquean y encriptan información y cuentas han sido víctimas empresas gallegas de todo tipo en los últimos días.

Votación
4 votos
Comentarios

Envían virus informáticos con avisos falsos de Tráfico y la Agencia Tributaria