Renfe deja en manos de los maquinistas el frenado donde se eliminan señales

Sindicatos como la CGT exigirán hoy en Madrid la corrección de una decisión que entienden multiplica los riesgos


vigo, santiago / la voz

El departamento de Seguridad de Renfe ha activado la alerta entre sus maquinistas para advertirles de que serán ellos los responsables del cumplimiento de las limitaciones de velocidad en función de sus libros de horarios e indicaciones de la ruta, al comprobar que han sido eliminadas en diversos puntos con limitaciones de velocidad permanentes las señalizaciones visuales de advertencia. Como ocurría con el tramo de Angrois que no estaba controlado automáticamente antes del accidente de julio del 2013, los maquinistas deberán ir comprobando los puntos kilométricos que superan y cotejarlos con sus libros de horarios para reducir la velocidad del tren donde esté establecida la minoración, sin que señal física alguna en la vía les advierta.

«Esto supone un cambio conceptual importante, ya que, en algunos casos, deja de señalizarse en vía, tanto el preanuncio, el anuncio, la velocidad y el fin del anuncio», señala en un comunicado interno el gerente de Seguridad y Protección Civil de Renfe. Dicho responsable recomienda a los maquinistas repasar los documentos para comprobar y «resaltar el cumplimiento de las velocidades», así como una vez en marcha marcar referencias para iniciar frenados o disminuciones en la velocidad del tren. Renfe requiere a sus profesionales para que donde observen dificultades para referenciar los puntos donde debe llevarse a cabo el descenso de velocidad lo comuniquen a los puestos de mando, centros de gestión de viajeros e informe del caso por escrito.

Sindicatos como la CGT exigirán hoy en Madrid la corrección de una decisión que entienden multiplica los riesgos y deja en manos de los maquinistas exclusivamente una responsabilidad que entienden debe contar con supervisión técnica plena. «Es un disparate y un retroceso en las medidas más básicas de seguridad, y no habiendo señalización en la vía el maquinista tendrá que ir pendiente del punto kilométrico y el libro de horarios, es una barbaridad», expresa el sindicato.

Quejas de usuarios

Coincidiendo con la entrada en servicio del eje A Coruña-Vigo (que en una semana suma más de 35.000 viajeros) Renfe asegura, frente a las quejas de usuarios que estaciones intermedias del eje atlántico, que con la reorganización de horarios «se intenta compensar a todos los núcleos» por los que discurre el trazado. Renfe, que precisa que se han ajustado los horarios por la reordenación de la oferta pero no se han suprimido trenes, esgrime que dispone de «departamentos especializados en conocer al usuario y en dar respuesta a las reclamaciones para ofrecer una asistencia directa y eficiente». Desde la puesta en servicio del nuevo trazado de doble vía, el día 18, usuarios de estaciones como las de Catoira o Pontecesures se han quejado de contratiempos derivados de los nuevos horarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Renfe deja en manos de los maquinistas el frenado donde se eliminan señales