Una alto cargo de Consumo admite que era «habitual» consultar a Crespo qué empresas invitar a concursos

Las empresas del implicado en la supuesta trama recibió 58.056 y 64.800 euros por dos concursos de organismo gallego


A Coruña / La Voz

Las empresas de Gerardo Crespo, principal implicado en la supuesta trama de subvenciones para la formación y el empleo, fueron adjudicatarias de dos concursos del Instituto Galego de Consumo. Por uno recibió 58.056 euros, el 21 de febrero del 2011, y por el otro, 64.800 euros, justo un año después. Cuando el grupo contra los delitos económicos de la Policía registró los domicilios y las entidades de Crespo, encontraron correos electrónicos entre el empresario, sus empleados y responsables de Consumo en los que se «evidencia» que aquellos concursos «estaban amañados». Según aparece en el sumario, «la encargada administrativa de la preparación de los pliegos les pidió a empleadas de Azetanet que revisaran con anterioridad el mismo para después ella poder enfocar el pliego, reuniéndose con posterioridad con la directora técnica, Esther Álvarez, para acordar las mejoras que debería presentar la mercantil para ser adjudicataria». Los investigadores «interpretan que los citados concursos estaban amañados desde su inicio». Crespo se presentaba con tres empresas y sin rivales con el conocimiento de responsables de Consumo, añaden. Las aludidas declararon ayer como imputadas y ambas negaron toda ilegalidad. La jefa de servicio de Asuntos Generales del Instituto Galego de Consumo, María Isabel Caramés, sostuvo que jamás modificó ningún pliego porque no estaba entre sus atribuciones, «pues todo le venía dado» por el personal de Consumo. La directora técnica, Esther Álvarez, señaló que era «habitual y normal» preguntar a Crespo qué empresas podían invitar a concursos de la Xunta «porque hay muy pocas en el sector».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Una alto cargo de Consumo admite que era «habitual» consultar a Crespo qué empresas invitar a concursos