Alberto Martí: «El viento de zonas montañosas puede agravar trastornos psicológicos»

La legislación penal de California y Suiza contempló como atenuante el efecto Foehn

.

Redacción / La Voz

Alberto Martí Ezpeleta (Zaragoza, 1964) es investigador de la Universidade de Santiago especializa en climatología aplicada y ha participado en un estudio con el geógrafo Dominic Roye y los físicos Nieves Lorenzo y Juan Taboada que ha relacionado los vientos del este y del sureste con mayores ingresos por causas respiratorias.

-¿A qué se debe?

-Se ha observado una mayor probabilidad de ingresos por causas respiratorias con tiempo frío y seco. Se puede producir un incremento del 50 % o más de ingresos con respecto a la media del invierno en los hospitales de las ciudades gallegas. Los días con mayor número de ingresos coincidían después de dos o tres días en los que el tiempo había sido frío y seco, un tiempo normalmente asociado a una circulación atmosférica del este o sureste, aire que viene del centro de Europa y seco porque no ha atravesado el océano.

-¿Solo afecta el tiempo frío y seco?

-Hemos visto también que con otro tipo de situaciones, en menor medida, se observa un incremento de los ingresos. En este caso son situaciones del suroeste y del oeste, con un aumento de la humedad, que favorece la proliferación de hongos y bacterias. Y si esa humedad viene acompañada de frío al aparato respiratorio le cuesta más limpiarse de hongos y bacterias, de manera que puede haber más infecciones y eso puede provocar bronquitis. Las neumonías suelen darse con ese tiempo, mientras que los vientos fríos y secos favorecen el agravamiento de virus, que se transmiten mejor con un tiempo seco.

-¿Se utiliza ya la meteoropatía en Galicia?

-La finalidad última es que si se llegan a resultados significativos en estos estudios [ahora trabajan en uno con la Universidad de Cantabria y la Universidad de Barcelona sobre cómo afectan las diferentes situaciones atmosféricas en España en los episodios de gripe, que terminarán a finales del 2016] permitirían anticiparnos al agravamiento de determinadas enfermedades y los recursos sanitarios estarían preparados para recibir a un mayor número de pacientes de determinadas patologías. El servicio de meteorología alemán, por ejemplo, ya tiene un servicio de predicción biometeorológica y se espera que Meteogalicia o la Aemet puedan llegar a tener este servicio.

-Ustedes se han centrado en las patologías respiratorias. ¿Afecta el tiempo a otro tipo de trastornos?

-Sí, hay estudios que trabajan con datos de ingresos por agravamiento de trastornos cardiovasculares. También cerebrovasculares y por enfermedades de tipo psiquiátrico o psicológico que pueden verse agravadas por el tiempo.

-¿Cuáles?

-En el caso de enfermedades psicológicas, que provocan alteración del sistema nervioso, se da con lo que se conoce como el efecto Foehn, que tiene lugar con vientos más secos, más cálidos, que soplan a sotavento de una barrera montañosa. En todas las zonas de grandes montañas existe ese efecto y está demostrado físicamente, médicamente, que existe ese efecto sobre el sistema nervioso. En Suiza y en California la legislación penal tenía en cuenta si el delito se había cometido bajo efecto Foehn, que era un atenuante al ser un factor externo que había enajenado por el efecto que tienen en el sistema nervioso este tipo de vientos. Tiene que ver con la electricidad y con la ionización del aire que arrastran este viento.

-¿Qué situación atmosférica afecta a las personas que tienen patologías cardiovasculares?

-Sobre todo los cambios bruscos de temperatura, a lo mejor en dos o tres días un cambio de 10 o 15 grados. Esos cambios a frío o a calor puede provocar una alteración del organismo, sobre todo en las personas más sensibles. El cuerpo se va adaptando pero en cambios muy bruscos el organismo sufre una especie de shock, no se puede adaptar bien, y las personas que tienen algún tipo de patología son las que más sufren esos cambios.

Votación
10 votos

Alberto Martí: «El viento de zonas montañosas puede agravar trastornos psicológicos»