La Xunta respalda la retirada de los camiones de las vías convencionales

Estima que aumentaría la seguridad vial y la competitividad del sector

En Galicia hay 7.000 empresas de transportes que dan trabajo directo a 22.000 personas
En Galicia hay 7.000 empresas de transportes que dan trabajo directo a 22.000 personas

vigo / la voz

La retirada de camiones de las carreteras nacionales y su desvío a las autopistas en 245 kilómetros de la red viaria del Estado cuenta en Galicia con el visto bueno de la Xunta. El plan hecho público por el Ministerio de Fomento y que en la comunidad gallega afectaría al paso de los transportes pesados por cinco tramos de tres carreteras nacionales es considerado como «unha proposta interesante» por la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas al estimar que mejoraría la seguridad vial y la competitividad en el sector del transporte por carretera.

«Retirar tráficos pesados das vías convencionais ofrece unha condución máis segura e confortable ao resto de usuarios destas vías», señala el departamento que dirige la conselleira Ethel Vázquez, coincidiendo con el criterio del Fomento.

Como segundo motivo para respaldar la propuesta del ministerio, la Xunta estima que con el desvío de los camiones a las autopistas en los tramos de mayor densidad de tráfico «se consigue mellorar a competitividade do sector do transporte, facilitando a súa circulación por vías máis rápidas e seguras, cun menor gasto en combustible e desgaste dos vehículos». Los estudios de Fomento apuntan a que dicho ahorro alcanzaría los 12 céntimos por kilómetro, pese a tener que abonar la mitad del precio de los peajes, como propone la ministra Ana Pastor, pagando la otra mitad la propia Administración, que para dicho fin ha reservado este año 5 millones de euros en sus presupuestos.

Crítica del sector

La Xunta valora igualmente que Fomento se haya comprometido a no aplicar su plan si no cuenta con el respaldo del sector del transporte, que hará una contrapropuesta en abril, con flexibilidad en los descuentos en función de horarios, coste de trayectos y temporadas del año, en lugar de contar con una bonificación fija del 50 % de los peajes.

El planteamiento de la Xunta coincide en el tiempo con la crítica de los representantes del sector a lo que consideran escasa implicación del Gobierno gallego con los problemas de los transportistas. «Nin o presidente nin a conselleira teñen pedido información do sector nin falado nada do enorme impacto da medida en Galicia», mantiene Alberto Vila, gerente de Apetamcor. «Seguimos agardando que a conselleira se reúna por primeira vez co comité galego do transporte», añade Vila, que recuerda que hay en la comunidad 7.000 empresas de transportes que dan trabajo directamente a 22.000 personas.

La Xunta señala en cambio que mantiene «contactos permanentes» con representantes sectoriales para conocer sus valoraciones y añade que el transporte fue objeto el año pasado de 156 cursos de formación y desde enero se devuelve el tramo autonómico del impuesto sobre hidrocarburos.

«Retirar tráficos pesados ofrece unha condución máis segura», mantiene la Xunta

El BNG pide que se retire el plan con el que se prevé desviar 9 millones de vehículos al año

El BNG se ha comprometido con las tres organizaciones del sector del transporte por carretera existentes en Galicia a instar al Gobierno en el Congreso de los Diputados a retirar el plan con el que Fomento planea la retirada de los camiones de hasta diecisiete carreteras convencionales de todo el Estado. El secretario de Estado de Infraestructuras, Manuel Niño, ha cifrado en nueve millones al año el número de camiones que se verían obligados a abandonar las vías convencionales según el plan que promueve su ministerio. Niño pone como ejemplo el caso de la Nacional II, por la que han dejado de circular al día 2.900 vehículos pesados para llegara a la frontera con Francia por la AP-7.

El BNG parte de la base de considerar en cambio irreales las cuentas con las que Fomento alude al supuesto ahorro que los camiones lograrían con su circulación por autopista si pasan a pagar la mitad del los peajes. Es más, el Bloque cifra en un incremento del 8 por ciento los costes que se vería obligado a afrontar el sector del transporte de llevarse a la práctica el plan expuesto en enero por el ministerio, ahora paralizado temporalmente hasta que los representantes de los transportistas expongan su contrapropuesta tras la Semana Santa.

El Bloque advierte que reclama la retirada definitiva del plan «e non un mero parón electoralista», además de mejorar la situación de un sector que, recuerda, paga el combustible a mayor precio que en el resto de España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

La Xunta respalda la retirada de los camiones de las vías convencionales