Funcionarios claman contra el «regalo» de los registros civiles a los registradores mercantiles

Para los empleados públicos, supondrá una privatización de un servicio público que afectará, y mucho, al ciudadano


A Coruña / La Voz

Si el Gobierno no da marcha atrás, los registros civiles pasarán a manos de los registradores mercantiles a partir del próximo 15 de julio. Esto supondrá, para los funcionarios, una privatización de un servicio público que afectará, y mucho, al ciudadano, pues a partir de esa fecha «tendrá que pagar por un papel cuando hoy es gratis».

Para el sindicalista de CC.OO. Pablo Valeiras, esta medida impulsada por el Gobierno «pretende traspasar los datos y servicios públicos del Registro Civil a los registradores de la propiedad, que cobrarán por expedir certificados de nacimiento, defunción, matrimonio o nacionalidad. Son documentos muy utilizados por los ciudadanos para el Inem, las pensiones, los colegios y para identificarse como herederos. Los registradores cobran ahora entre 10 y 40 euros por certificación, si se multiplica por los más de 1.300.000 trámites anuales del Registro Civil, el Gobierno les regala el maná. ¿Por qué si hay que cobrar algo no lo hace directamente Justicia en vez de que se lleven el dinero particulares?».

En cambio, para el Ministerio de Justicia esta medida «no tendrá ningún efecto para el ciudadano porque la titularidad seguirá siendo pública y porque todos los trámites que realiza el registro -y que ahora están en manos de jueces y funcionarios judiciales- seguirán siendo gratuitos».

Cinco registradores

Los sindicatos de Justicia no lo creen. Recuerdan que en Galicia solo hay cinco registradores mercantiles y que sus quejas no son laborales, pues tienen el compromiso del Gobierno de que no se perderá ningún empleo y los empleados de los registros serán reubicados en otros departamentos judiciales. Todas las movilizaciones que tienen planteadas, como la de concentrarse todos los jueves, es por el bien del ciudadano.

Ese cambio de manos (solo de gestión, porque la titularidad seguirá siendo pública) se hará en varias fases: hasta julio todo seguirá igual, mientras se desarrolla una nueva plataforma tecnológica para informatizar los trámites; entre julio y enero del 2017, los registradores se harán cargo de las nuevas inscripciones pero los jueces y funcionarios judiciales continuarán expidiendo las copias de certificados antiguos y colaborando en la reorganización del servicio. A partir del 1 de enero de 2017, el Registro Civil será íntegramente gestionado por los registradores mercantiles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Funcionarios claman contra el «regalo» de los registros civiles a los registradores mercantiles