Empleadas de Crespo declaran que los cursos se hacían y estaban inspeccionados

También declararon que, como «simples empleadas», se limitaban a ejecutar las órdenes que les transmitía el principal imputado de la supuesta trama


A Coruña / La Voz

El Juzgado de Instrucción número 6 de A Coruña retomó ayer las declaraciones de los imputados de la operación Zeta con la presencia de tres de las empleadas de Azetanet, la empresa matriz de Gerardo Crespo, principal imputado en la supuesta trama que se valía de subvenciones para la formación o el empleo para enriquecerse. Una de ellas se acogió a su derecho a no declarar. Las otras dos lo hicieron para decir que todos los cursos en los que participaron se ejecutaron correctamente y que nunca vieron irregularidades en los mismos. También declararon que, como «simples empleadas», se limitaban a ejecutar las órdenes que les transmitía Gerardo Crespo.

Una de ellas, que ocupaba el cargo de directora del área de formación, dijo que los cursos estaban permanentemente siendo inspeccionados y que no se habían detectado nunca problemas o irregularidades. También negó que se justificasen ante las administraciones actividades que no se hacían para obtener subvenciones.

En el marco de esta investigación están imputadas un total de 30 personas por supuesto fraude en cursos de formación para obtener subvenciones públicas. Inicialmente se imputó a siete personas, entre las que se encontraban, aparte de Gerardo Crespo, el presidente de Caype, Eliseo Calviño y su homólogo de la Federación Gallega de Autónomos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Empleadas de Crespo declaran que los cursos se hacían y estaban inspeccionados