La Xunta se lava las manos en la pérdida del Sello de Patrimonio Europeo para Fisterra

El PSOE le reprocha al Gobierno el escaso trabajo que se hizo para revalidar la distinción y Cultura resalta que la UE estableció «criterios novos» que explican lo ocurrido


Santiago

Hay un reconocimiento que ponía al cabo de Fisterra al nivel de la Acrópolis de Atenas, la abadía de Cluny, en Francia, o del campo holandés de Westerbork, desde el cual los nazis deportaron a Ana Frank a Auschwitz (Polonia) junto a otros 60.000 judíos. El nexo común es el Sello de Patrimonio Europeo, otorgado por la UE, distinción que Galicia está a punto de perder, por las debilidades que los expertos apreciaron en el plan de actuación impulsado por las administraciones local y autonómicas por la Xunta.

Por lo de pronto, los expertos solo propusieron a la Comisión Europea que no le renueve el European Heritage Label (Sello de Patrimonio Europeo) al cabo Fisterra, decisión que Bruselas tomarán en firme en cuestión, pero por lo que pueda ocurrir la Xunta se lava las manos en este asunto arguyendo que hizo todo lo que podía hacer.

Lo explicó este miércoles el secretario xeral de la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Jesús Oitavén, que explicó en el Parlamento que el cabo Fisterra obtuvo el sello en el 2007 a través de una comisión intergubernamental a nivel europeo, al igual que otros tres lugares en España (Monasterio de Yuste, Archivo de la Corona de Aragón y la Residencia de Estudiantes de Madrid), pero el hecho de que la UE regulara directamente desde el 2011 estas distinciones, provocó que se establecieran «criterios novos», explicó Oitavén, y que los expertos recomendaran dejar fuera tanto a Fisterra como al Monasterio de Yuste.

«A recomendación negativa ten pouco que ver cos esforzos da Xunta, da Administración Local e coa falla de investimentos», dijo el número dos de Cultura en descargo del Gobierno gallego, tras remarcar que la UE también recomienda un máximo de dos distinciones por país, cuando en España había señaladas cuatro.

En todo caso, el socialista Francisco Caamaño, autor de la pregunta a Cultura, advirtió que «cando hai traballo detrás conséguense as cousas» y echó en falta que la Xunta no impulsara una campaña más amplia, incluso con respaldo ciudadano, para revalidar el Sello del Patrimonio Europeo para Fisterra. Consideró «triste» que Galicia se quede al margen de estas distinciones y preguntó, sin obtener respuesta, por la alternativa de la Xunta para la zona si no logra revalidar este sello.

Cueva de Eirós

Por otra parte, la comisión parlamentaria de Cultura también discutió una iniciativa, en este caso de AGE, en la que se pedía respaldo político para promover el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad de las cuevas prehistóricas de Eirós, Graxeira y Cabaxa, situadas en el municipio lucense de Triacastela. Pese a que la propuesta contó con el respaldo de toda la oposición, el PP se desmarcó votando en contra, pues entiende que primero es necesario llevar a cabo investigaciones que puedan avalar tal reconocimiento, ya que de lo contrario solicitar ahora la distinción podría ser contraproducente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

La Xunta se lava las manos en la pérdida del Sello de Patrimonio Europeo para Fisterra