«Ahora con la liquidación de Martinsa va a ser duro»

A raíz del concurso de la empresa inmobiliaria, en A Coruña se creó un juzgado de refuerzo para dar apoyo a los Mercantiles 1 y 2, cuya labor es fundamental para dar agilidad a unos procesos de los que depende «el tejido empresarial de la provincia»


«Caos no hay, pero trabajo hay bastante. Y ahora con la liquidación de Martinsa-Fadesa va a ser duro, aunque la liquidación nos la tienen que pedir». El juez del Mercantil número 1 de A Coruña, Pablo González-Carreró Fojón describe el trabajo de unos órganos que han de encargarse a nivel provincial, entre otras muchas cosas, de procesos concursales, derecho marítimo, cooperativas, cláusula de suelo.

En el 2008, justo a raíz del concurso de Martinsa-Fadesa se creó un juzgado de refuerzo para dar apoyo a los Mercantiles 1 y 2. Su labor es fundamental para dar agilidad a unos procesos de los que depende «el tejido empresarial de la provincia». De hecho, una de las grandes consecuencias del derrumbe económico fue el aumento de procesos concursales, aunque ahora parecen estar un poco más estabilizados. 

«El refuerzo se ha convertido ahora en algo imprescindible. Agradecemos a Justicia y al ministerio el esfuerzo que hacen al mantenerlo. El año pasado, hasta noviembre, se señalaron 601 vistas», dicen fuentes de ese juzgado. 

Pero para González-Carreró el gran problema es la estabilidad de los funcionarios. «Hay muy poca estabilidad y eso no viene nada bien para hacer el trabajo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Ahora con la liquidación de Martinsa va a ser duro»