El fraile de O Cebreiro acusado de abusos sexuales: «Se me fue la cabeza»

Xosé Carreira LUGO / LA VOZ

GALICIA

PRADERO

El acusado reconoce los contactos con la joven, pero dice que «siempre fueron consentidos». Se investiga si cogía el dinero de los cepillos del santuario

27 feb 2015 . Actualizado a las 01:55 h.

«Se me fue la cabeza». Eso repitió en varias ocasiones el fraile franciscano Jose Quintela Arias, de 57 años, que atendía el santuario de O Cebreiro, y que desde primeras horas de la tarde de ayer está en prisión acusado de abusos sexuales y prostitución. El acusado reconoce que mantuvo varias relaciones sexuales con una joven de 17 años, «pero siempre fueron consentidas», según insistió en su larga declaración en el Juzgado de Instrucción de Becerreá.

El fiscal cree que también es autor de un delito de prostitución por entender que pagó a la menor por esas relaciones sexuales. Sin embargo, el fraile admitió que dio dinero a la muchacha, pero no para tener sexo con él, sino para ayudarla a ella y a algún miembro de su familia.

Los agentes de la Guardia Civil que investigan el caso también consideraban que el fraile pudo haber sido autor de un delito de apropiación indebida y que el dinero que daba a la joven proviniese de los cepillos del santuario de O Cebreiro, donde se recauda tanto dinero que hay épocas en las que acude a recogerlo un furgón blindado. Pero esa imputación solo se producirá si se concreten las investigaciones.