Galicia pierde 5.277 niños en 4 años

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

monica ferreiros

La población de 0 a 4 años desciende en 193 municipios, mientras el grupo de entre 65 y 69 creció en 10.603 personas en los tres últimos censos

25 feb 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

La crisis ha borrado todo rastro de crecimiento del primer escalón de la pirámide poblacional de Galicia. El segmento que comprende de los cero a los cuatro años se ha visto frenado radicalmente en mitad de la recesión para empezar una caída, de momento, libre que ha devuelto el contingente de bebés hasta el mismo nivel que antes de que se torciese el panorama económico del país. Las cifras de población de referencia divulgadas ayer por el Instituto Galego de Estatística apuntan a que la crisis de natalidad ha alcanzado en la comunidad gallega unas dimensiones desconocidas hasta ahora. Entre el censo del 2011 y el que se cerró a 1 de enero del 2014 el número de menores de cuatro años ha bajado en nada menos que 5.277 niños. Cada día de esos tres años se contabilizaron cinco pequeños menos que la jornada precedente.

Y si una caída semejante en el contingente de remplazo generacional es altamente alarmante, aún lo es más para la capacidad de autogestión y autonomía de Galicia la evolución radicalmente contraria que se registra en cambio en el otro extremo de la pirámide de población. Mientras el número de bebés menguaba en esos más de cinco mil integrantes, la franja ocupada por los que llegan a la edad de jubilación creció en el mismo tiempo en 10.603 personas. Al contrario de lo que ocurre en el caso de los pequeños, el contingente de jubilables no ha dejado de crecer precisamente desde que se desató la crisis económica en el 2008. Desde entonces hay 33.252 gallegos más con edades entre los 65 y 69 años, mientras que los menores de cuatro en ese mismo tiempo ha caído en 313. Su descenso se haría mucho más pronunciado con el arranque de la actual década, como se puede apreciar en el gráfico adjunto.

Caída general

Dicha bajada es tan generalizada que se registra en 193 de los 314 municipios de la comunidad, aunque hay lugares donde el retroceso es de tal calibre que la caída le ha llevado a perder a más de la mitad del número de bebés del que contaban hace solo tres años. En Cenlle el bajón en el número de niños de cero a cuatro años ha sido del 71,5 %, y ahora solo suma cuatro pequeños en su censo. En Navia de Suarna el mismo contingente poblacional bajó en un 64,3 %, y suma únicamente en este momento cinco niños de dichas edades. En A Veiga bajó otro 63 %, en Pontedeva un 62,5, en Parada de Sil otro 60 y en Verea un 55,5 % más.