Doscientas familias gallegas piden a Cuba 600 millones por sus bienes

Las reclamaciones que están en trámite en España suman 1.500 millones


A Coruña / La Voz

«El Gobierno cubano podía expropiar, estaba legitimado para ello, como hacen otros Gobiernos, pero tenía que hacerlo pagando a los afectados». Este es uno de los puntos de partida de 1898. Compañía de Recuperaciones Patrimoniales en Cuba que lleva más de un año promoviendo la agrupación de las tres mil familias españolas expropiadas, o sus descendientes, que salieron de la isla entre 1959 y 1962. El objetivo es interponer conjuntamente una reclamación patrimonial para recuperar aquellos bienes «y en caso de que esta solución fuese inviable se plantearía obtener una indemnización en dinero o en especie, por pérdida de patrimonio o un justiprecio de expropiación», explican desde dicha compañía.

Un millar de familias de todo el mundo han contactado esta compañía, con sede en Barcelona, para interesarse por la iniciativa; de ellas, más de 200 son gallegas y el patrimonio que representan alcanza los 600 millones de euros. Las reclamaciones que se están haciendo en toda España suman 1.500 millones de euros, según la compañía.

Inmuebles y terrenos son las propiedades más habituales que las familias gallegas dejaron en la isla. De todos modos, al estar llevando esto personas de la segunda o tercera generación «a veces nos hablan de un edificio y es una pequeña casita y otras veces es al revés: dicen que sus familiares tenían una casita y es un chalé», explican desde la compañía. Y es que 1898 recopila toda la documentación de cada uno de los afectados y, en el caso de que recuperen sus bienes recibirán una parte: «El porcentaje es un 30 % del valor total, que no cobraremos hasta el final. No pedimos adelanto, asumimos todo el riesgo de la operación», detallan.

Galicia y Asturias son las dos autonomías donde se concentran la mayor parte de las familias que dejaron parte de patrimonio en Cuba. Los responsables de 1898 ya han celebrado reuniones en Oviedo y A Coruña para reunir a los interesados.

El próximo encuentro tendrá lugar en Santiago, en el hotel AC Palacio del Carmen, el próximo 3 de marzo a las 19.30 horas.

El hotel de Ramiro Sánchez Casteleiro conserva la habitación donde se hospedó Raúl Castro

«Tienen una habitación, toda de color rosa, -como la Pantera? que está intacta, intacta... Igual que cuando Raúl Castro se hospedó allí y la abren en muy contadas ocasiones». Esto recuerdan familiares del coruñés Ramiro Sánchez Casteleiro, que era el dueño del hotel Perla de Cuba. Destacan el hecho de que el ahora presidente cubano durmió en este hotel, ubicado en la ciudad de Santiago de Cuba. Fue en los años cincuenta, antes de que triunfara la revolución. Poco después de recibir a este visitante un día le indicaron a Ramiro: «Es una buena época para marcharte». Eran los años «1954 o 1955» y al día siguiente salió en un barco con destino a Vigo, con un baúl como todo su equipaje. Poco más tarde, el hotel sería incautado por los nuevos gobernantes de la isla.

Sánchez Casteleiro, ya fallecido, emigró a la isla siendo un niño «tenía 10 u 11 años», explican sus descendientes, y años más tarde le acompañarían otros parientes próximos. En Cuba acabaría instalando este hotel, uno de los primeros de la ciudad de Santiago, y que tiene en uno de los laterales una estación «para las guaguas». En los años ochenta las habitaciones del hotel servían de alojamiento a los trabajadores que estaban construyendo el ferrocarril.

Votación
4 votos

Doscientas familias gallegas piden a Cuba 600 millones por sus bienes