Nueve vecinos resultaron lesionados en los incidentes del barco de Vigo

Caballero califica al «Alfageme» como «el barco más bonito del mundo». «Es fantástico que Coia haya dado la vuelta a España», afirma el alcalde


vigo / la voz

El espectacular despliegue policial que permitió al alcalde de Vigo instalar el barco pesquero en la rotonda del barrio de Coia arrojó un saldo de casi una decena de lesionados. La oposición de unos 150 vecinos fue anulada por los agentes de policía la madrugada del jueves, que se emplearon de manera expeditiva para retirar a un grupo que se encadenó en medio de la calle.

La Asamblea Aberta de Coia ha identificado a nueve opositores que acudieron a urgencias, aunque cree que la cifra puede todavía ser mayor.

Con tres de ellos habló ayer La Voz junto a la rotonda, donde a diario se siguen llevando a cabo actos de protesta. «Foi unha actuación desmedida ante unha protesta pacífica. Ninguén moveu contedores nin lanzou nada. Sen embargo, a policía arrastrou a xente encadeada e retorceu brazos, como é o meu caso», explica Manuel Zabala, empleado de la contrata municipal de limpieza. Desde entonces no puede acudir a trabajar y se queja de fuertes dolores «sobre todo de noite, na cama, que me impiden durmir».

Zabala reconoce que fue uno de los que se encadenó para detener al Bernardo Alfageme, «pero afortunadamente non nos deu tempo a pechar os candados. Coa brutalidade que empregaron para separarnos os danos terían sido maiores». En parecidos términos relatan lo ocurrido Juan Antonio Caeiro, fontanero autónomo, y Manuel Correa, un desempleado al que todo el mundo conoce como Pipas.

Los tres tienen previsto presentar una denuncia en los próximos días por las lesiones sufridas y mantienen su intención de seguir combatiendo el proyecto acometido por Abel Caballero en contra del resto de la corporación. «O barco é un símbolo do que non debe facerse nun barrio obreiro. Nos colexios de Coia hai moitos nenos que so fan a comida do comedor escolar, hai xente que non pode pagar o aluguer ou a luz, e chantar aquí o barco é unha provocación».

Para que el conflicto del Bernardo Alfageme no pase al olvido, el colectivo opositor ha decidido celebrar hoy un acto de inauguración de la nueva rotonda. Quieren dejar en evidencia al alcalde, que se resiste a fijar una fecha ante la tensión existente en el barrio.

Aparentando normalidad, Caballero rechazó ayer hablar de ese asunto en su comparecencia ante los periodistas. «Seguramente es el barco más bonito del mundo y la ciudad está encantada», respondió cuando se le preguntó por el tiempo que durará la vigilancia permanente en la rotonda. «Coia ha dado la vuelta a España y algún alcalde me ha dicho que lamenta no tener uno igual», afirmó ufano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Nueve vecinos resultaron lesionados en los incidentes del barco de Vigo